Locales-Piden 10 años de prisión a abusador de una menor

La fiscal Karina Póllice pidió diez años de prisión para el hombre acusado de haber sometido sexualmente a una adolescente de quince, con el consentimiento presunto de su abuela, su tío y la almacenera.

En el juicio oral por el presunto abuso sexual sufrido por una menor de 15 años por parte de un sujeto mayor de edad, que contaba con el consentimiento de la abuela materna de la menor, el tío y una almacenera, ventiló una situación de extrema vulnerabi- lidad sufrida por la adolescente en el barrio Jorge Newbery, en agosto de 2011. La fiscal Póllice pidió a los jueces que la condena para el principal imputado sea de 10 años de prisión; para la abuela y el tío exigió seis años de reclusión y para la almacenera 8 años de cárcel. Por el contrario, los abogados defensores pidieron la absolución de los acusados y en caso de ser encontrados culpables que se les aplique una pena por el delito de ‘stupro’, por considerar que de haber existido una relación entre el abusador y la abusada sería consentida. Ante los jueces Guillermo Burrone, Danilo Cuestas y Miguel Angel Gaspari expusieron los argumentos acusatorios la fscalía por parte de la fscal Karina Póllice y los abogados defensores Aquilino Giacomelli (por el acusado) y Gustavo Ma- ritato (abuela, tío y almacenera). La acusación pidió el testimonio de la víctima, a través de la proyección del vídeo de cámara Gesell, de la madre, su padrastro y de la perito que hizo los exámenes al acusado para conocer sus características de personalidad. En los alegatos las partes dieron a conocer su visión de los hechos que fueron muy encontradas. La Fiscalía bregaba por sostener el relato de la nena que manifestaba como su abuela la había encerrado junto al amigo de su tío y como este hombre contó con la complicidad del hermano de la madre y de la comerciante del barrio para someterla sexualmente. Los abogados defensores marcaron las contradicciones entre los testimonios de la madre y el padrastro; recalcaron la existencia de un conficto irresuelto entre la madre y la abuela que las llevaba a estar enfrentadas al momento de la denuncia, entre otras cuestiones. El caso “¿Y, vos querés tener novio?” fue la siniestra pregunta disfrazada de inocente interrogante que la abuela materna le hizo a su nieta antes de ‘entregarla’ sexualmente a un hombre cerca- no a la familia. La adolescente le respondió que no. De inmediato la abuela la hizo pasar al dormitorio, donde la estaba esperando “Almirante”, quien sin mediar palabra le tapó la boca, le quitó la ropa y la violó. Al salir de la habitación la niña violada le contó lo sucedido a la dueña de casa, su abuela. La mujer le dio varios golpes en el estómago y le indicó que se lavara. Finalmente esa traumática jornada terminó cuando el violador y la abuela la amenazaron a la niña que no le contara nada a la madre. Al día siguiente el escenario de otro abuso sexual fue la casa de la abuela en el barrio Jorge Newbery. “Almirante” es un amigo del tío materno de la niña. Esta hipótesis la sostiene la fscal Ka- rina Póllice, en base al testimonio de la menor en cámara Gesell. Los acusados son la abuela, el abusador, el tío y la dueña de un almacén del barrio, porque en el fondo de ese local también la habría abusado “Almirante”. La fscal Póllice en el juicio oral que comenzará el miércoles en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 y tiene previstas tres jornadas de debate (hasta el miércoles), sostendrá en la acusación que la dueña del almacén fue cómplice de los abusos a cambio de dinero recibido por parte de “Almirante”. En la causa penal está descripto que en esos días de agosto de 2011 la adolescente cuando fue a hacer mandados al almacén de la acusada, ésta le pidió que pasara al fondo con el pretexto de que tenía que decirle algo. Cuando la menor ingresó la empujó para adentro y cerró la puerta, y en el quincho la estaba esperando “Almirante”. El tío está involucrado en la causa, porque según surge del relato de la menor y de algunos testimonios sería quien ayudaría en esta ‘entrega’ de la menor. Está sindicado como quien alertaría a “Almirante”, su amigo, en los momentos en que la niña salía a los alrededores del barrio Jorge Newbery a hacer mandados. El violador sabía en el momento justo en que la adolescente deambulaba por determinada zona y la abordaba en moto y armado y la obligaba a ascender al rodado para trasladarla a una gomería y lavadero donde trabajaba. En ese sitio también la sometió sexualmente. Los ataques sexuales ter- minaron cuando la menor muy angustiada y llorando le contó a su mamá lo que sucedía, quien decidió hacer la denuncia correspondiente. Es cuando empezó la investigación que derivó en la detención de los cuatro imputados y en el juicio que se desarrollará desde pasado mañana. La acusación le atribuye al atacante los delitos de: abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravado por haber sido cometido por dos o más personas y por el uso de arma de fuego. En tanto a la abuela le atribuyen el delito de: Abuso sexual con acceso carnal reiterado en calidad de partícipe necesaria. La responsabilidad penal del tío la encuadran en la figura penal del abuso sexual con acceso carnal agravado por la concurrencia de dos personas, en calidad de autor material. A la almacenera le reprochan el delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado por el uso de arma, en calidad de partícipe necesaria.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!