Locales-Tensión y malestar por el desalojo de puestos ambulantes de la Peatonal

 Img_ppalUna orden municipal obligó a todos los comerciantes ambulantes de la peatonal San Nicolás, algunos de los cuales llevan allí cerca de 15 años, a levantar sus puestos de venta por falta de habilitación, lo que generó un clima de mucha tensión cuando los agentes municipales se presentaron en horas de la mañana de ayer para hacer cumplir la disposición, en compañía de la fuerza pública.

El malestar de los puesteros, entre propietarios de carritos, artesanos y manteros, fue en aumento al ver que los agentes municipales estaban acompañados por efectivos policiales, temiendo un desalojo por la fuerza. Sin embargo, luego de una conversación el ánimo se fue apaciguando, aunque no lograron ponerse de acuerdo.

Por su parte, la mayoría de los vendedores que trabajan por la tarde directamente no se presentaron, al tomar conocimiento de la disposición.

Los puestos representan en todos los casos la principal fuente de ingreso para las familias, por lo que los comerciantes se resisten a abandonar el lugar donde pasan a diario miles de personas. Aseguran que la única propuesta fue la de permitirles trabajar los domingos en determinadas plazas o parques.

También afirman que iniciaron en varias ocasiones los trámites correspondientes para obtener el permiso, pero la Municipalidad nunca les otorgó la autorización necesaria.

 

Un estorbo

“Ha llegado una ordenanza pública que nos informa que debemos retirar de la Peatonal los carritos, los cuales son nuestro sustento de trabajo, porque dicen que no tenemos habilitación. Si bien es cierto que no la tenemos, en mi caso hace 15 años que tengo el carro en la Peatonal. He ido muchas veces en el transcurso de esos años a pedir las habilitaciones para poder trabajar y nos dicen que somos un estorbo porque es un espacio público”, señaló un comerciante cuyo puesto está ubicado en Bartolomé Mitre y San Nicolás.

Molesto por la falta de soluciones y preocupado por el futuro de su única fuente laboral, el hombre señaló que le ofrecieron “habilitaciones para trabajar los domingos en las plazas y parques y nosotros le planteamos que no podemos darle de comer a nuestros hijos con un día de trabajo a la semana”.

 

Incertidumbre

Los comerciantes desean “llegar a un acuerdo rápido para ver si nos dan los permisos necesarios y pagar lo que corresponda para poder seguir estando en este lugar, donde somos conocidos por todos los comerciantes y no tenemos quejas de ninguno de ellos.

Queremos saber qué es lo que va a pasar, si nos van a dar las habilitaciones, porque nos dicen que tenemos que tramitarlas en la Municipalidad, donde ya he ido muchas veces”, explicó el comerciante.

Por último, el propietario del puesto ubicado en San Nicolás y Bartolomé Mitre explicó que los funcionarios “bajaron con la fuerza pública por si llegaba a pasar algo y llegamos a un diálogo para evitar eso, pero lo único que ellos querían es que nos fuéramos de la Peatonal. En mi caso ya llevé el carro a mi casa, pero quedan otros puestos como este (entre Avenida de Mayo y Pueyrredón), que no tiene ruedas para transportarlo y se lo quieren trasladar en una camioneta del Municipio.

 

Solución rápida

El mencionado puesto es de una familia joven, con niños pequeños, que al enterarse de la disposición, retiraron todas las cosas que tenían adentro, pero no pudieron llevarse la estructura. “La indicación fue que sacáramos todo lo que había porque lo van a venir a retirar, explicó la mujer y aseguró que necesita “trabajar todos los días”.

“Espero que nos den una solución rápida al problema, porque hoy perdí el día de trabajo y necesito darles de comer a mis hijos”, agregó la vendedora.

Otro de los damnificados por la disposición que manifestó su indignación con la medida tiene su puesto en la esquina de la Peatonal y San Martín. “Ellos nos quieren asignar el Parque España o el Parque Municipal, los domingos, pero con un día de trabajo a la semana no podemos mantener a nuestra familia”.

Sin bien los comerciantes ambulantes habían sido anoticiados el día anterior sobre la nueva disposición, el hombre aseguró que la “medida cayó de sorpresa porque hace muchos años que estamos tramitando las habilitaciones y en la Municipalidad nos mandan de una puerta a la otra y no nos dan una respuesta”.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!