Locales-Robaron la recaudación de una panadería y celulares de un local comercial

El sábado a la mañana se registraron dos hechos delictivos de relevancia en una panadería del barrio Ameghino, donde un sujeto armado sustrajo la recaudación, y en un local de venta de celulares del barrio Centenario, donde otro individuo se apoderó de varios equipos de comunicación mediante amenazas verbales, sin exhibir armas.

El primero de los casos mencionados sucedió cerca de las 10:00, cuando un sujeto ingresó en una panadería ubicada sobre avenida Ameghino al 900 y al ver que no había clientes y la mujer que estaba a cargo del local estaba sola, extrajo un arma de fuego y mediante amenazas le exigió el dinero de la recaudación, haciéndose de unos 600 pesos.

El delincuente actuó con el rostro descubierto y si bien ingresó solo al comercio, no se descarta que un cómplice lo haya estado esperando en las inmediaciones a bordo de un vehículo.

Una hora más se produjo otro robo en un local de venta de celulares de avenida Juan B. Justo al 1800; alrededor de las 11:00 ingresó un sujeto de contextura robusta, que amenazó verbalmente a la empleada y le sustrajo varios equipos.

En la jornada del viernes, se registró otro caso de robo a mano armada contra un repartidor de carne, el cual fue abordado por dos delincuentes que se movilizaban en una moto en el barrio San Martín y le sustrajeron el dinero que llevaba encima.

 

Detenciones y Parque inseguro

Por otra parte, en las últimas horas se realizaron varias aprehensiones, entre ellas la de un joven de 25 años que tenía pedido de captura por lesiones, el cual estaba oculto en un edificio abandonado ubicado en calle Pasteur y las vías del ferrocarril NCA, donde había hecho una fogata.

También fueron detenidas dos jóvenes, una de ellas menor de edad, las cuales increparon a una adolescente en el Parque Municipal y le sustrajeron un par de zapatillas. Esta modalidad se sigue repitiendo en perjuicio de menores, desalentando el uso tan saludable de este espacio verde. Es necesario contar con efectivos que custodien el lugar dado que quienes perpetran estos hechos también son menores, por lo que tras su captura son devueltos a sus hogares y lamentablemente vuelven a sus acechanzas. Al menos hasta que se estructure una seria labor social que aleje a los jóvenes del delito, es un imperativo que se disponga un operativo fijo de seguridad en el sector, para que los adolescentes, niños y la familia en general no tenga miedo de concurrir al Parque y al Paseo Ribereño.

 

La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!