Nacionales-Policía murió de un balazo cuando detenía a sospechoso

policia_42Córdoba-Un cabo primero de la Policía de la Provincia de Córdoba murió ayer luego de recibir un disparo en la cabeza, mientras forcejeaba con un joven que, presuntamente, momentos antes había participado del robo de una motocicleta enduro. El episodio ocurrió en un campo de la ciudad de Marcos Juárez, al sudeste de la provincia.

Por el crimen, el individuo fue detenido por otros policías y quedó imputado por los delitos de homicidio doblemente agravado y robo calificado.

Fuentes oficiales señalaron a La Voz del Interior que el joven, de 27 años, se encontraba con libertad condicional en el marco de una condena por un hecho delictivo que no trascendió.

Al cierre de esta edición, los efectivos de la Departamental Marcos Juárez continuaban con la búsqueda de otros cómplices del episodio delictivo.

La víctima fatal de este episodio de inseguridad fue el cabo primero Juan Marcelo Bussano, quien tenía 29 años.

El suboficial era soltero, no tenía hijos y hacía siete años que había ingresado a la fuerza, indicaron desde Jefatura. Vivía en la misma ciudad.

Robo y persecución

De acuerdo a la información oficial, todo se inició ayer alrededor de las 17 de ayer, cuando al menos dos personas sustrajeron una motocicleta enduro marca Honda que se encontraba estacionada en la calle Juan B. Justo 1250.

“El dueño del vehículo, que se encontraba en su vivienda, se dio cuenta de que le robaban la Honda porque escuchó el motor. Al asomarse, vio que se la llevaban y alcanzó a alertar a la Policía sobre el robo. De hecho, salió a perseguir a los ladrones”, comentó una fuente con acceso a la investigación.

Una versión daba cuenta anoche de que los ladrones eran un hombre y una mujer.

Lo concreto es que varios móviles policiales montaron un operativo cerrojo en aquella ciudad. En ese marco, una de las patrullas divisó a los delincuentes y se inició una persecución por varias calles.

El raid se extendió hacia una zona rural ubicada en la periferia sur de Marcos Juárez, cerca de la avenida de Circunvalación. Al ver que los policías estaban cerca suyo, dejó la moto abandonada y escapó corriendo hacia un monte cercano.

Disparo en el rostro

Uno de los efectivos policiales, el cabo primero Bussano, se adentró en ese monte en procura de atrapar al fugitivo. Tras perseguirlo corriendo, el sub­oficial logró darle alcance.

En esas circunstancias, según la versión oficial, más policías fueron llegando al sitio

“El sujeto se enfrentó con el cabo primero y forcejeó con el uniformado para sacarle el arma. Finalmente, le sacó pistola calibre 9 milímetros y le efectuó un disparo desde corta distancia que lo alcanzó en el rostro”, contó un vocero policial.

El proyectil le ingresó en el pómulo derecho. Bussano murió prácticamente de forma instantánea.

Los demás uniformados lograron atrapar al sospechoso.

Con condicional

El acusado fue identificado anoche como Nicolás Emanuel Contreras, de 27 años, quien estaba domiciliado en la calle General Paz 335, en la localidad de Inriville, ubicada a pocos kilómetros de Marcos Juárez.

Voceros de la fuerza indicaron anoche que Contreras “contaba con antecedentes penales por delitos varios” y que se encontraba con libertad condicional por disposición de la Justicia de aquella región.

Contreras fue imputado como supuesto autor de los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y robo calificado. Quedó alojado en la Unidad Departamental local 
y, en las próximas horas, sería trasladado a la cárcel zonal.

La búsqueda de los otros sospechosos de la moto, que fue recuperada, no dio resultados hasta anoche.

Conmoción

Como es de suponer, la muerte del policía en acto de servicio causó consternación en todos los ámbitos de la fuerza.

El suboficial se convirtió en el primer policía que muere en el marco de un hecho de inseguridad en el año.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!