Nacionales – Chabán criticó la liberación de Callejeros y Fontanet dijo que volverán a tocar

Omar Chabán, quien cumple prisión domiciliaria por el incendio de Cromañón, que provocó 194 muertos en 2004, dijo que es «totalmente injusto» que se haya liberado a cinco ex integrantes de Callejeros.

Las excarcelaciones fueron ordenadas el miércoles por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24, luego de que la Corte Suprema de Justicia hiciera lugar el día anterior a los recursos de queja interpuestos por las defensas de los imputados y ordenara revisar las condenas en la Cámara Federal de Casación Penal.

«Es injusto, ¿cómo puede ser que ellos estén libres y yo no? es totalmente injusto», dijo Chabán en conversación telefónica con el programa «Lo malo de ser bueno», de Radio AM1110, desde su casa donde, debido a que está enfermo de cáncer, cumple la pena de 10 años y 9 meses a la que fue condenado.
Por su parte, Patricio Santos Fontanet, ex líder de Callejeros y que antes de ir preso lideraba la banda Casi Justicia Social, anunció que volverán a tocar, aunque sostuvo que sus años en prisión fueron «durísimos», que está bajo tratamiento psiquiátrico y recordó que él también es familiar de uno de los 194 muertos en la tragedia de Cromañón.

«Trabajar es fundamental para el ser humano, tenemos que juntarnos y volver a ensayar. Ojalá sea lo de Cosquín», manifestó en diálogo con Cadena 3 desde Córdoba, donde vive.

Además, remarcó: «Soy inocente, fui absuelto en el juicio. Nadie más que esos jueces saben lo que pasó en esas audiencias» (en referencia a los integrantes del Tribunal Oral Criminal 24, a cargo del debate).

A su turno, Chabán, con un discurso lleno de titubeos y hasta olvidos que lo obligaban a interrumpirlo, no argumentó por qué consideraba injustas las liberaciones, pero se mostró de acuerdo con que los músicos vuelvan a tocar.

«Ellos no tienen plata, tienen que tocar, tienen que vivir, está bien eso», aseguró Chabán, quien también relató que estaba «muy mal» de salud y que no quiere «volver a la cárcel».

«Por el tema de la cárcel tengo un cáncer. Recién me levanté rápidamente para atender y me mareo por el cáncer, camino dos pasos y me canso», afirmó.

El ex gerenciador de Cromañón dijo que la quimioterapia recibida cuando estaba en la cárcel de Marcos Paz lo «destruía» y que cuando lo trasladaron al hospital Santojanni, a mediados del año pasado, se «estaba por morir».

Además, se quejó porque mientras estaba detenido en esa unidad penitenciaria compartía «con los (detenidos por delitos) de lesa humanidad».

Por su parte, Fontanet expresó que «han sido dos años durísimos» al recordar primero su internación en el Sanatario Morra de Córdoba y luego su arresto en el penal de Ezeiza.

Fontanet aseguró que está medicado por depresión: «Tomo medicación, a la mañana, a la tarde y a la noche», dijo.

Luego de definir a la prisión como «la tumba del tiempo», dijo que estar libre es como «volver a nacer» y contó que lo que más está disfrutando es su relación con su hijo Homero, quien nació mientras estuvo en la cárcel.

«Es todo nuevo con él: volver a estar juntos, poder jugar. Las últimas visitas en el penal las sufrió bastante», aseguró.

Sobre las críticas de los familiares que perdieron a sus seres queridos en el incendio, el ex cantante afirmó: «Yo también soy familiar de víctimas de Cromañón, perdí a mi novia, con quien en ese momento pensaba en tener una familia. A `la negra` la voy a extrañar siempre, o sea que tengo la misma sensación que ellos, con la diferencia de que yo pasé por la cárcel».

En el juicio oral que culminó en 2009, los músicos habían sido absueltos, pero en 2012, la sala III de Casación los condenó y aplicó diferentes penas al resto de los procesados.

El martes, la Corte ordenó que se revisen las sentencias al aplicar el llamado «doble conforme», el derecho a que una condena sea revisada en otra instancia, por lo que mientras se cumple ese proceso el TOC 24 liberó a Fontanet, al ex saxofonista Juan Alberto Carbone, el ex bajista Christian Eleazar Torrejón y los ex guitarristas Maximiliano Djerfy y Elio Rodrigo Delgado.

También fueron excarcelados Raúl Villarreal, que era el encargado del local bailable de Once, la ex subsecretaria de Control Comunal Fabiana Fiszbin y al ex director adjunto del área, Gustavo Torres.

En tanto, Chabán y el ex subcomisario Carlos Díaz, que debía controlar la zona donde estaba el boliche, seguirán detenidos porque la Corte rechazó sus recursos.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!