Violó y golpeó fatalmente al bebé de su pareja y se ocultó en Pergamino

El sujeto de 40 años fue el que mantuvo cautiva a Débora Escobar la semana pasada. Está imputado del homicidio del bebé de su ex pareja en Alejandro Korn.

En Pergamino hacia más de un año que estaba afincado y se hacía llamar Mario Segovia o sólo Segovia. Con una barba tupida y el pelo muy largo sólo se sabía que venía de un lugar incierto del Gran Buenos Aires. Nada se sabía de su pasado, sus relaciones anteriores, la existencia de familiares ni mucho menos el secreto más atroz: la violación de un bebé y la agresión fatal que lo dejó postrado hasta morir más de un año en el Hospital de Niños de La Plata. El 4 de noviembre de 2019 atacó sexualmente al hijo de su pareja en la casa donde convivían en la localidad de Alejandro Korn, partido de San Vicente. La madre encontró al bebé Lucas Tahiel Quiros, de tan sólo un año de vida en muy grave estado. Con la ayuda de un vecino lo trasladaron al hospital de Guernica y por la complejidad del diagnóstico lo derivaron al centro de salud provincial especializado en Pediatría. 

El agresor, identificado como Rubén Óscar Pérez escapó mientras la mamá estaba ocupada en asistir al pequeño.Este sujeto visitó a su familia y a un amigo antes de escapar con rumbo incierto.Aparentemente en pocos días de ese caluroso noviembre de 2019 habría arribado a Pergamino. Quienes lo conocieron lo vieron alternando en distintos domicilios modestos de los barrios Mastrángelo y Villa Alicia y su última morada conocida era la habitación de una casa, tipo pensión, en barrio Jorge Newbery.La semana pasada acudió a la puerta de la Escuela Primaria 41 de avenida Almafuerte a esperar a la joven Débora Escobar. Con ella había tenido una relación sentimental que se terminó por lo violento que ha sido con ella.La cargó en la motocicleta Gilera 110 en la que se movilizaba y la llevó a una tapera en la localidad de Peña.Así la mantuvo cautiva casi 48 horas hasta que la Policía de Investigaciones logró encontrarla. El sospechoso escapó del operativo policial. Los investigadores policiales no sabían la verdadera identidad del sospechoso y desconocían como habían sido esas horas de cautiverio para la mujer.Si bien la víctima se encontraba en buen estado de salud; había que esperar su declaración para saber que había pasado. La mujer brindó su testimonio y fue contundente al enumerar las amenazas de ese sujeto para que se mantuviera con él y que la tuvo contra su voluntad ya que ella quería regresar con su familia al barrio Quinta Mastrángelo.

El sábado lo detuvieron por orden judicial ordenada por el juez Fernando Ayestarán. Finalmente el jueves llegaron los resultados de los distintos análisis de huellas dactilares e informes provinciales del Ministerio de Seguridad bonaerense.La fiscal Karina Póllice le imputa los delitos de privación ilegal de la libertad y amenazas.Ahora que se descubrió su identidad va a requerir el traslado la Fiscalía de San Vicente que lo acusa de delitos muchos más grave, como son: abuso sexual gravemente ultrajante y homicidio. La motocicleta Gilera 110 en la que se movilizaba había sido sustraída recientemente en nuestra ciudad. De las actuaciones surge que la robaron el domingo 11 de abril.-Fuente:Semanario El Tiempo-

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!