Locales-Delincuentes robaron “La casa del tornillo”

 Img_ppalDelincuentes ingresaron en horas de la madrugada de ayer en la bulonera García Cano conocida con el nombre de “La casa del tornillo” ubicada en  Marcelino Ugarte 699  y luego de violentar dos puertas se apoderaron de herramientas de mano, cheques y dinero en efectivo.

El robo fue advertido por el propietario del comercio cuando se disponía a abrir las puertas del local, ya que el sistema de seguridad fue desactivado por los delincuentes, que arrancaron la central de la alarma y trabajaron con absoluta tranquilidad.

Indignado por el robo y los destrozos ocasionados por los delincuentes, José Luis García Cano, dueño del comercio, explicó a LA OPINION que llegó a trabajar “entre las 8:00 y las 8:15 y al ingresar al local advertí que la puerta del fondo estaba abierta. En ese momento me di cuenta de que nos habían entrado a robar nuevamente”.

Los delincuentes accedieron a las instalaciones de la bulonera ubicada en la intersección de avenida Marcelino Ugarte y Ecuador por el fondo del local. “Rompieron dos cerrojos de una puerta que da al patio y accedieron a la cocina. Después rompieron otra puerta de madera para llegar hasta las oficinas y allí desconectaron la central de la alarma, que más tarde encontré tirada arriba del techo”, explicó García Cano.

Además de los destrozos, los delincuentes sustrajeron del comercio varios elementos de valor y dinero en efectivo. “Nos llevaron gran cantidad de herramientas de mano, dos o tres tableros completos, dinero y cheques” sostuvo el comerciante y aseguró que no le dan “ganas de seguir apostando para que el negocio salga adelante”.

No es la primera vez que “La casa del tornillo” recibe la ingrata visita de los delincuentes, explicó el propietario. “No recuerdo exactamente cuándo pero hace unos seis meses entraron a robar a la madrugada y en ese momento la alarma se activó. En esa oportunidad sufrimos solo destrozos en un sector del comercio”.

García Cano manifestó además “odio, impotencia y bronca” por el robo y aseguró que no tiene fuerzas para “seguir creciendo y apostando” y que “el comercio va a seguir abierto porque no me queda otra que seguir trabajando”.

Además del robo, el comerciante lamentó el desorden y los destrozos que provocaron los delincuentes e indicó que iba a hacer un recuento de las cosas para ver “si está faltando algo más”.

 

La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!