Locales-Borrón y cuenta nueva,asumieron las nuevas autoridades del Hospital San José

Ayer a la mañana en una sencilla ceremonia que contó con la presencia de autoridades políticas y representantes de distintas instituciones de la comunidad, el doctor Claudio Ortiz, director provincial de Hospitales, puso en funciones a las nuevas autoridades del Hospital Interzonal de Agudos San José. 

Por determinación del ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el cuerpo directivo del nosocomio quedó integrado por el doctor Walter Gatón, como director ejecutivo, y los doctores Leandro Leit, Miguel Castells y Oscar Mac Cormack como asociados. También se incorporó el médico pediatra Leonardo Vicente como adscripto a la dirección para cumplir tareas específicas en su especialidad.

En una primera instancia, el funcionario provincial Claudio Ortiz, junto al intendente municipal Omar Pacini, el concejal y referente regional del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Lisandro Bormioli, las autoridades hospitalarias entrantes y salientes, brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a los “cambios en el equipo directivo del Hospital San José” y se expresó en relación a la realidad del nosocomio reconociendo algunas dificultades de la Provincia de Buenos Aires para “encarar grandes inversiones”.

En el marco de la rueda de prensa, y con el marco que le dieron a la misma las autoridades políticas y sanitarias presentes, entre las cuales se contaron la legisladora María del Huerto Ratto, los titulares de la Región Sanitaria IV y autoridades policiales, Claudio Ortiz planteó: “Estamos en el Hospital de Pergamino, por indicación del ministro Alejandro Collia, para hacer una modificación en el equipo directivo del Hospital”.

“Queremos que esta sea la imagen del Hospital San José en el futuro, que estén todos los que están interesados en que el Hospital pueda resolver los problemas de salud de la localidad de Pergamino y la región”, apuntó Ortiz, en relación a la participación de representantes institucionales y políticos de distinto signo en la ceremonia.

El funcionario agradeció la tarea desarrollada por el doctor Juan Cichillitti “quien estos años ha tomado el compromiso de llevar adelante el Hospital” y por el doctor Fabián Muglia, otro de los directivos salientes. “Estamos aquí para recibir a los nuevos funcionarios que se harán cargo del Hospital: en la dirección ejecutiva, Walter Gatón y en la dirección asociada, Leandro Leit, con Miguel Castells y Oscar Mac Cormack que seguirán acompañando”.

 

Reafirmar desafíos

Antes de responder preguntas de los periodistas, Ortiz se refirió al decálogo de la gestión hospitalaria planteado por el ministro de Salud y planteó que la asunción de nuevas autoridades “reafirma el desafío de cumplir con metas específicas”.

“Esperamos que esta nueva dirección primariamente trabaje en equipo, que ponga en funcionamiento todos los elementos que plantea el decálogo de gestión hospitalaria, que significan la participación tanto del equipo de salud como de la comunidad”, sostuvo y señaló entre los objetivos la puesta en marcha del comité asesor en el que participan los jefes de servicio y representantes gremiales; la comisión de Salud y Seguridad; y los comités de trabajo hospitalario”.

También planteó como meta “todas aquellas cuestiones que facilitan el acceso de las personas a las prestaciones, el turno telefónico, trabajar para mejorar la atención de las emergencias, tener consultorios de demanda espontánea y reforzar los servicios que son los que le dan el perfil de alta complejidad al Hospital”.

Trabajar en conjunto

Ortiz instó a los directivos a “trabajar en conjunto con los distintos niveles sanitarios” y marcó como criterio- que en la práctica es una expresión de deseo- que la población llegue al Hospital referida de otro nivel de atención, que serían los Centros de Atención Primaria de la Salud que dependen del Municipio.

Al respecto dijo: “El trabajo mancomunado es la principal tarea porque la población no diferencia si una instancia es municipal, provincial o nacional, el sistema de salud es uno solo y nosotros debemos poner en el centro al paciente”.

 

“Un desafío enorme”

El doctor Walter Gatón, director ejecutivo del Hospital San José, inició su gestión reconociendo una coyuntura compleja y compartiendo con el resto de la comunidad hospitalaria varios de los planteos que se hacen en torno a la necesidad de contar con mejores condiciones de seguridad y de insumos. Las primeras consideraciones como director del Hospital las hizo en el marco de la conferencia de prensa realizada, oportunidad en la que definió personalmente la tarea encomendada como “un desafío enorme”.

“Sabemos cual es la situación actual, pero creo que hemos armado un equipo para trabajar, lo que podemos prometer es gestión, movernos y buscar soluciones”, planteó.

“En este momento están todas las fuerzas vivas de la ciudad como para que todo el mundo aporte, está el intendente, el secretario de Salud, la Región Sanitaria IV, María del Huerto Ratto y los jefes policiales que vinieron a colaborar con nosotros”, indicó.

“He estado trabajando en la Guardia y ese es el termómetro del Hospital, porque allí sabemos lo que pasa adentro y afuera, lo que pasó hace unos días en torno a la violencia me preocupó mucho y realmente necesitamos la presencia policial, hemos hablado con los jefes y tenemos su compromiso”, refirió y reconoció que “también hay que cambiar cosas internas, porque hay violencia interna, pero la presencia policial nos ayuda  y nos da confianza porque no se puede trabajar con las presiones que tenemos”.

 

De puertas abiertas

Gatón mencionó su intención de llevar adelante “una gestión de puertas abiertas” y reconoció su marcada preocupación por el tema de los insumos.

“Tenemos muchos aspectos sobre los cuales trabajar y tenemos muchas ganas de hacerlo, algunas cosas ya se han impulsado en la gestión del doctor Cichillitti y otras las llevaremos adelante en esta instancia”, agregó.

Asimismo se mostró a favor de “despolitizar el Hospital” al que consideró “de todos”.

“Realmente a veces veo con preocupación que nadie piensa en el paciente, da bronca, y lo digo sin herir a nadie porque no tengo relación con nadie, a veces las ayudas vienen cuando las cosas andan mal, y yo creo que tienen que venir siempre, desde el 1º de enero al 31 de diciembre”.

En sus palabras se mostró confiado por la posibilidad de articular acciones con la Secretaría de Salud y opinó que “tiene que haber un ida y vuelta porque los índices no van a bajar si cada uno tira para su lado”.

“Hay que trabajar en equipo y no de la boca para afuera, realmente hay que hacerlo, estoy cansado de ver gente que opina sin venir al Hospital”, apuntó.

“No quiero herir a nadie, pero quiero que vengan que se interioricen, que nos acompañen porque este es un barco que está tambaleando pero nos ayudan cuando está mal y yo quiero que nos ayuden siempre”, añadió y planteó que “esta apertura incluye también a las empresas que funcionan en Pergamino, para que nos ayuden porque necesitamos dinero, ya que si realmente como dice Ortiz la situación es difícil, hay recursos que deberemos generar”.

En la misma línea se sintió acompañado por sus “pares” y recordó que “una vez hicimos una elección y me dieron el aval para que fuera el director, el que me conoce sabe cómo trabajo, me gustan las cosas claras y mi segunda casa es el Hospital, lugar en el que trabajo desde el año 90 cuando llegué a Pergamino para hacer la residencia de Medicina General”.

Luego del contacto con los medios, las autoridades se dirigieron al anfiteatro, donde  se puso formalmente en funciones al nuevo equipo directivo ante la comunidad hospitalaria. Allí en un cerrado aplauso pedido por miembros del cuerpo médico del Hospital se despidió al doctor Juan Cichillitti, hasta ayer a cargo de la dirección ejecutiva.

 

Cuestiones de fondo aún sin resolver 

 

Parecía un festejo, pero en realidad era apenas un “parche” a una serie de falencias que padece el Hospital Interzonal de Agudos San José, en el marco de la crisis que registran los nosocomios públicos de la provincia de Buenos Aires.

Se podría decir, genéricamente, que no faltó nadie, que todos quisieron estar para la foto en lo que desde las esferas ministeriales se pretendió mostrar como “la solución”, cuando en realidad no fue más que un cambio de autoridades. Nadie puede desconocer que el problema que atraviesa el nosocomio es más profundo y que difícilmente lo pueda solucionar de la noche a la mañana una nueva conducción, por más empeño que ponga y expectativas que se tengan en ella.

Los doctores Walter Gatón y Leandro Leit tienen un crédito abierto otorgado por las autoridades ministeriales y tendrán que validarlo con la comunidad hospitalaria primero y con la sociedad pergaminense y de la región después. Ambos son profesionales de sólida formación y carrera hospitalaria.

El análisis no puede obviar que el doctor Juan Cichillitti, ahora  exdirector ejecutivo- y que pasará a cumplir funciones en comisión bajo la órbita de la Región Sanitaria IV-, funcionó como el fusible necesario en esta coyuntura compleja. Vale preguntarse si es el único responsable de lo que ha venido sucediendo en el San José, porque a la luz de los hechos fue la única cabeza que rodó, junto a la de uno de los directores asociados, Fabián Muglia. ¿Y el resto del cuerpo directivo? ¿Y los veedores del Ministerio de Salud si es que existen? ¿y el director provincial de Hospitales, que estaba al tanto de las necesidades por los numerosos reclamos de los profesionales?

No todos los actores políticos aparecieron hace unas semanas cuando explotó la crisis, pero ayer procuraron mostrarse como parte de la solución, quizás perdiendo de vista que a la gente lo único que le interesa del Hospital es que los servicios funcionen y que los insumos no falten. Algo que parece simple, pero que en los hechos se ha tornado difícil de asegurar.

 

 

Claudio Ortiz: “Ninguna gestión puede llevarse adelante sin recursos” 

 

En la conferencia de prensa brindada ayer, Claudio Ortiz se mostró dispuesto a responder a algunos requerimientos periodísticos sobre la situación planteada en el Hospital San José. Sus consideraciones oscilaron entre el discurso oficial del relato y el reconocimiento de algunas falencias que responden más al problema estructural de la Provincia de Buenos Aires en relación a la salud que a aspectos inherentes a la gestión hospitalaria local, sobre la cual venían centrándose sus principales críticas.

-¿Qué opinión le merecen las consideraciones sobre la politización del Hospital San José?

-En ese sentido no tengo ningún comentario para hacer en relación a eso. El Hospital es un efector de salud que debe responder a cuestiones de salud y esto no reconoce estamentos. Para eso tiene que articular con todos los sectores y dentro de esos sectores por supuesto están las fuerzas políticas locales, el sistema de salud municipal y el intendente.

-¿La falta de insumos que reclaman los profesionales de los distintos servicios obedece a un problema de gestión hospitalaria o responde a un problema financiero de la Provincia?

-Para hablar de los insumos me tomé el trabajo de mirar un poco las estadísticas del Hospital, miré los datos de los partos que se están haciendo, los egresos y a través de los años el Hospital ha venido cumpliendo y sosteniendo una tarea importante a la luz de las estadísticas. Me parece que ese es el mejor mensaje que le podemos pasar a la población.

-¿Esto quiere decir entonces que el déficit corresponde a la Provincia?

– No se desconoce la situación general, agudizada a principios de año porque se desvirtuaron los precios. Somos compradores de insumos y de material descartable y sufrimos esa ‘desvirtuación’ en los precios y muchos proveedores por esa incertidumbre dejaron de presentarse a las licitaciones. Eso nos obliga a hacer licitaciones constantemente y a manejarnos con recursos propios hasta la nueva licitación. Pero me remito a los números del Hospital y no se podrían hacer todas estas prestaciones si realmente no tuviéramos insumos para hacerlo.

-¿La carta de lectores de un científico argentino radicado en el exterior en la que se da cuenta de las falencias del Hospital fue el disparador para el cambio de autoridades?

-Nosotros veníamos monitoreando los hospitales en función del decálogo de gestión hospitalaria y había algunas situaciones que estábamos evaluando. Pensamos que se necesitaba un impulso mayor y eso nos motivó a pensar en estas incorporaciones, entendiendo que pueden llevar adelante esos cambios para adecuarse al decálogo planteado.

-En este nuevo impulso que se pretende para el Hospital están contempladas obras de infraestructura?

-Hay una obra importante que está a definirse junto con la Comisión Nacional de Discapacidad que es un centro de rehabilitación que tiene planteado un presupuesto de alrededor de 2 millones de pesos y que permitiría no solo al Hospital sino a la Región Sanitaria prestar un servicio adicional de rehabilitación. Ese es el proyecto más grande que está pendiente.

-A la par de ello ¿qué observación hace de otras necesidades de infraestructura?

-Tenemos previstas algunas obras más pequeñas, pero no menos importantes como la refacción de la sala de partos. Esa es una ejecución que tenemos que resolver para mejorar la calidad del parto y entrar en la maternidad segura y centrada en la familia. Lo analizaremos con las nuevas autoridades.

-¿Que la gestión hospitalaria no haya podido cumplir con puntos del decálogo sugerido, es resorte del Hospital o responde a la coyuntura económica de la Provincia de Buenos Aires? ¿Puede cumplirse el decálogo sin recursos suficientes para ello?

-Entiendo que ninguna gestión se puede llevar adelante sin recursos. Son cuestiones de gestión que tienen que ver con la cultura de los hospitales y ninguno de estos cambios los puede llevar adelante una sola persona. Por eso hablo de equipo directivo y esto incluye a jefes de servicio y jefes de área. Hay que conformar equipo y llevar adelante cuestiones que tienen que ver con los recursos, pero también con un cambio de cultura, tanto en el equipo de salud como en la población. Hay que pensar en un Hospital ampliado, que atienda consultas programadas y que en la Guardia solo se reciban las urgencias. Muchas de estas cuestiones requieren del apoyo ministerial y en ese sentido hemos apoyado en equipamiento, no solo del nivel ministerial provincial sino nacional que ha enviado subsidios para equipamiento. Hay cuestiones de infraestructura pendiente en las que aún no se ha avanzado y donde el Hospital necesita una ayuda externa para hacerlo.

-¿ La Provincia está en condiciones presupuestarias de brindar esa ayuda?

En el caso de las obras más pequeñas sí y en el caso de las obras más grandes estamos trabajando con el nivel nacional. Está en aprobación del Ministerio de Infraestructura Nacional una cantidad de obras para el conjunto de la provincia de Buenos Aires por cerca de 500 millones de pesos. Esperamos que se pueda realizar.

-Hace unos días los profesionales del servicio de Guardia hicieron un severo cuestionamiento sobre sus condiciones de trabajo. ¿Un Hospital ampliado de las características que usted señala puede funcionar con la actual infraestructura de la Guardia del Hospital San José?

-Los profesionales de Guardia trabajan con malas condiciones de infraestructura y creo que esto hay que mejorarlo. Es así y este es un impacto que tenemos que hacer con el equipo que ingresa, rápidamente, sobre todo en los lugares donde los profesionales tienen su descanso y sus áreas de atención. Es una de las cuestiones que le plantee como central al equipo que ingresa.

 

La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!