Locales -Continua grave el hombre golpeado por una patota

Si bien el cuadro médico de Emilio Bracamonte (38) es auspicioso, porque ha superado satisfactoriamente las primeras 72 horas cruciales; todavía permanece en la sala de cuidados intensivos asistido con respirador, en estado de coma farmacológico como consecuencia del violento ataque sufrido por una patota el sábado 1 de febrero en el barrio Malvinas.

El hombre atacado por una patota integrada por numerosos sujetos, entre ellos menores de edad, está asistido por los médicos del Hospital San José por los severos traumatismos de cráneo y facial recibidos. Mientras tanto el fiscal juvenil Horacio Oldani, pidió que le dieran la prisión preventiva a dos de los sospechosos aprehendidos tras el ataque.

EL hecho

El sábado 1 de febrero a las 2.00, un grupo de jóvenes portando objetos contundentes, amenazaba a personas residentes en el domicilio de Fournier al 1.700. Esto fue advertido por unos vecinos que se encontraban en Fournier al 1.200, entre los cuales se encontraba Emilio Bracamonte, quien al advertir estas agresiones sale a la calle, discute con este grupo de jóvenes dos de los cuales se movilizaban en una Honda Wave de color roja, comenzando allí una persecución a pié de los agresores por parte de Bracamonte. La esposa y un amigo también salieron tras de él. La persecución siguió hasta una vivienda de avenida Rivero y Fragata Sarmiento, donde ingresaron los agresores y salieron junto a un grupo numeroso de jóvenes.

Estos sujetos empuñaban botellas rotas y agredieron a Bracamonte, su esposa y su amigo. Los agresores le aplicaron uno de los botellazos en la boca que le hizo perder el conocimiento. Al caer lo volvieron a golpear con las botellas en la cabeza y en distintas partes del cuerpo. Según se supo, le habrían clavado los vidrios de una botella en el pecho que le ocasionó lesión en el pulmón. Los principales agresores y quienes resultaron detenidos minutos más tarde fueron dos menores de 17 años. El fiscal Horacio Oldani requirió la conversión de la detención en prisión preventiva por considerarlos responsables del delito de intento de homicidio.

Una versión de los hechos

Los investigadores judiciales cuentan con la versión aportada por un testigo de los hechos. Según esta versión esa noche Bracamonte, su esposa y gente conocida compartieron una cena. Mientras estaban de sobremesa con mujeres y niños escucharon unos gritos del exterior que decían: «quedate quieto, dame lo que tenés». Salió Bracamonte a la calle y les gritó: “dejen de molestar”. En las inmediaciones había dos chicos en una moto Honda Wave de color roja, el que estaba atrás vestía camiseta de Argentina y tenía dos piedras una en cada mano, quien le respondió a Emilio, “vos que te metés” y le arrojó una de las piedras. En ese momento Emilio se cruzó y le pegó dos trompadas a este chico que se había bajado del rodado. Así escaparon los dos individuos. En la moto tomaron por Fournier hasta Rivero, donde giraron a la izquierda. Bracamon- te los corrió hasta una casa de Rivero y Fragata Sarmiento. De esa finca salieron una decena de jóvenes con botellas en la mano. El de la remera de Argentina le habría pegado el botellazo en la cara y el otro (menor identificado) fue quien le acertó un golpe en la nuca. Luego le aplicaron más botellazos hasta que lograron derribarlo y una vez en el piso todos los agresores le aplicaron puntapiés, botellazos y palazos. Así todo que estaba inconciente: le siguieron pegando.

El amigo de Bracamonte se arrojó arriba de la víctima para que no le siguieran pegando Los especialistas de la Policía Científca recolectaron elementos de prueba que quedaron en el lugar de los hechos como: varios trozos de piedras, hierrros, vidrios y picos de botellas; los cuales fueron utilizados por los imputados para agredir físicamente a Bracamonte. En uno de los domicilios que allanó la Policía, secuestraron la moto Honda Wave en la cual se movilizaban los imputados.

Fuente :Semanario  el  tiempo

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!