Locales-Los sorprenden en el interior de una vivienda rompiendo la puerta de entrada, para el juez no hubo intención de robo , quedaron en libertad

El juez de Garantías, Julio Caturla, consideró que unos sujetos que fueron aprehendidos in fraganti intentando robar en una casa sólo produjeron daño. El fiscal juvenil Horacio Oldani apeló la resolución judicial por considerar que forzaron la puerta de la morada para robar las pertenencias.

En el barrio Jorge Newbery y las inmediaciones, se están produciendo robos en viviendas durante las ausencias de sus moradores, que los vecinos están dispuestos a denunciar porque saben quiénes son los ladrones y se comprometen a aportar su testimonio para que se acaben este tipo de delitos contra las propiedades. La Justicia, a veces, no responde en la misma sintonía que los vecinos, o al menos algunos magistrados no ven los episodios con la misma interpretación que la opinión pública. Al menos ese parece ser el caso de una reciente liberación de unos sujetos, mayores y menores de edad, acusados de integrar una banda dedicada al robo de pertenencias del interior de viviendas durante las ausencias de sus moradores. El juez de Garantías, Julio Caturla, le cambió la calificación legal a varios delincuentes que fueron aprehendidos in fraganti intentando robar una vivienda del barrio Jorge Newbery y eso les permitió recuperar la libertad. La resolución del magistrado estableció que los sujetos a quienes la Policía de la Comisaría Tercera sorprendió barreteando una puerta, sólo tenían la intención de dañar la propiedad. La Fiscalía de Menores, a través del instructor judicial, Pablo Ferreira y un oficial del servicio de calle de la Tercera, reunieron las pruebas necesarias para acusar a los sujetos por el delito de robo ya que convencieron a los vecinos que vieron a los sospechosos con intenciones de robo para que atestiguaran y brindaran su versión de lo ocurrido sin temor a represalias, a pesar de vivir en la misma zona que los malhechores, que se involucraran y  no obstante ese esfuerzo el Juzgado les otorgó la libertad en pocos minutos. El pasado viernes 10 de enero un adolescente de 17 años se encontraba forzando a golpes la puerta de una vivienda junto a otros tres sujetos, cuando lo interceptó la Policía, en Chacabuco al 800. Los sujetos se encontraban en los alrededores y cuando advirtieron que el dueño de la finca salió: concurrieron a la morada con claras intenciones de vulnerar la puerta de acceso para ingresar ilegalmente a la propiedad. Un testigo llamó al servicio de emergencias policiales (101) y acudieron móviles de la Tercera que abortaron las intenciones delictivas de los sospechosos y capturaron a uno de ellos. El fiscal de menores, Horacio Oldani, sostiene que “surge claramente que los asaltantes no lograron ingresar al inmueble, el que circunstancialmente se encontraba sin moradores, y apoderarse de objetos de valor, por circunstancias ajenas a sus voluntades” delictivas. El menor sospechoso tiene más de diez causas por delitos contra la propiedad, de los cuales cuatro resultan ser robos calificados y también registra hurtos, robos, y robo calificado por el empleo de armas, según fuentes allegadas a la investigación. El fiscal Horacio Oldani, apeló la medida del juez Caturla, el viernes a última hora. En el escrito de la fiscalía solicita que se revoque la resolución del Juzgado de Garantías, y se ordene la detención de los autores del hecho, en virtud que, resulta más que evidente, que las intenciones de los jóvenes iban más allá de efectuar un simple daño contra la propiedad, sino que al romper la puerta intentaban ingresar a la vivienda, vulnerando una de las defensas preestablecidas (por el propietario del inmueble) que actúa como barrera de protección del inmueble con la finalidad concreta no de producir un daño como se explicó, sino de sustraer objetos del valor que se encuentran dentro de la propiedad.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!