NACIONALES- Mejora la situación en las rutas y evacuados regresan a sus casas

La autopista a Buenos Aires fue rehabilitada y también cede el agua que cortó otros caminos. En la provincia, unas 200 personas debieron dejar sus casas pero lentamente comenzaron a volver. En algunas zonas llovió 200 milímetros

La autopista hacia Capital Federal tuvo serias demoras desde la madrugada.

La autopista hacia Capital Federal tuvo serias demoras desde la madrugada. (Twitter/@SaantiagoReale )

Luego de un comienzo de semana caótico por el temporal que azotó la región, este lunes lentamente mejoraba la situación en las rutas y también con las personas, unas 200 en toda la provincia, que debieron dejar sus casas por el avance del agua. Se rehabilitó el tránsito sobre la autopista Rosario-Buenos Aires.

El director de Defensa Civil de Santa Fe, Marcos Escajadillo, precisó en Radio 2 que en algunos sectores del sur provincial llovió más de 200 milímetros en pocas horas, lo que provocó el desborde de arroyos y canales y el anegamiento en zonas urbanas.

La localidad de Álvarez, ubicada unos 30 kilómetros al sudoeste de Rosario, era la más afectada y varias familias fueron evacuadas. Por la tarde, el agua había descendido y algunas podían retornar a sus hogares, mientras se coordinaba la asistencia a quienes permanecían desplazados, informó el funcionario.

El intendente de Álvarez, Guido Ulises Paz, informó que allí hubo que reubicar a unas 110 personas, cuyas viviendas quedaron anegadas debido a la cantidad de lluvia caída y a que «el agua bajaba de los campos aledaños y entraba a sus viviendas». Agregó que «todos fueron traslados a dos centros de atención dispuestos ante la emergencia».

Por su parte, la intendenta de María Teresa, María Cristina Gómez, indicó por la mañana que el panorama en esa localidad rural estaba «muy complicado» debido a que «en dos horas cayeron cerca de 300 milímetros de lluvia y los vecinos tienen hasta 60 centímetros de agua en sus casas».

Al brindar un panorama de las consecuencias del temporal en esa localidad situada a 150 kilómetros al sudoeste de Rosario, la intendenta calculó «que hay más de 40 familias que perdieron todo y fueron evacuadas en centros habilitados para su atención».

Lento regreso

Si bien la cifra de evacuados y autoevacuados en toda Santa Fe rondó los 200, cerca de las tres de la tarde quedaban cerca de 150 en esa situación y el panorama era favorable, ya que cesaron las lluvias y tampoco había más alerta meteorológica.

Defensa Civil seguía de cerca, no obstante, la evolución del drenaje en zonas rurales, ya que parte del agua podía desplazarse hacia zonas urbanas de la zona. Además de Álvarez, las poblaciones más azotadas eran Alvear y María Teresa, aunque “todas las localidades del sur de la provincia resultaron afectadas enb mayor o menor medida”, señaló Escajadillo en La primera de la tarde.

También era muy complicada la situación en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, donde hubo evacuados y localidades anegadas tras el paso del temporal. En el partido bonaerense de Pergamino, por caso, había más de 300 desplazados y aún se esperaba el pico del nivel del agua que desbordó en la zona.

Rehabilitaron la autopista

Por su parte, en el mismo programa, desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial actualizaron el parte de transitabilidad en autopistas, rutas y caminos de la región, donde se registraron varios cortes desde las primeras horas del día.

“De a poco la situación empieza a mejorar”, celebró el director de Formación y Divulgación, Sebastián Kelman, y destacó que “muchos de los cortes se empiezan a levantar”, entre ellos el que impedía la circulación por la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de Ramallo y de San Nicolás.

“Ya está totalmente liberada –informó–; de a poco se vuelve a circular con normalidad. Queda algo de agua sobre la calzada a la altura de San Nicolás, circular con precaución”.

En las demás autopistas (a Córdoba y a Santa Fe) se podía transitar sin inconvenientes, más allá de la advertencia sobre las banquinas inestables por el barro. También se restableció el paso por la ruta 11, donde por la mañana un siniestro vial obligó a interrumpir el flujo vehicular.

En cambio, sí permanecía cortada la ruta 33 a las alturas de Pérez (kilómetro 738), Zaballa (766) y del puente de la ruta A-012, por agua acumulada sobre la calzada.

Lo propio en la 90 a la altura de Rueda, y en la 14 entre la ruta A-012 y la localidad de Bigand, también por anegamientos producto del agua acumulada.

 

Fuente: rosario3.com

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!