Robaron en la Salada del Norte

Img_ppalEl comercio fue blanco de un nuevo hecho delictivo ocurrido ayer a la madrugada, cuando un delincuente destruyó uno de los cristales del frente del local y se apoderó de dinero en efectivo y varias prendas de vestir, entre otros productos que no habían sido identificados en su totalidad.

La tienda de ropa La Salada del Norte, sufrió ayer el cuarto robo en lo que va del año, cuando un delincuente ingresó al local en horas de la madrugada, luego de romper la vidriera y se apoderó del dinero que había en la caja registradora y una importante cantidad de mercadería que aún no ha sido determinada.

El caso ocurrido ayer es el tercer hecho mediante la modalidad de “escruche”, pero a esto debe sumarse los constantes robos de ropa cometidos por “mecheros”.

Este último suceso motivó la bronca de propietarios y encargados del local, que se mostraron molestos con la empresa de alarmas que presta el servicio, ya que, según indicaron, la misma no se activó.

El robo se produjo durante la madrugada y en esta oportunidad el delincuente actuó con absoluta impunidad, ya que para poder entrar al local debió romper la vidriera.

Resulta llamativo que vecinos ni testigos ocasionales hayan escuchado el estallido del vidrio o visto algún movimiento extraño.

Mientras tanto, una vez dentro del comercio el delincuente se dirigió hasta la caja registradora, de donde sustrajo la totalidad del dinero, aunque no era una suma abultada sino el efectivo utilizado como cambio al comienzo de la jornada siguiente.

También se llevó del lugar gran cantidad de mercadería como ropa interior, calzado y prendas de vestir de distintos talles y de ambos sexos, entre otros productos que al cierre de esta edición no habían sido identificados en su totalidad.

 

Antecedentes

Los antecedentes más recientes sucedieron el 24 y 25 de junio pasado, cuando el comercio de calle Merced, entre Pinto y Echevarría, fue blanco de dos hechos delictivos de diferentes modalidades con pocas horas de diferencia.

El más importante sucedió a la madrugada, cuando autores desconocidos forzaron una claraboya y accedieron al local. Una vez dentro del comercio se apoderaron de 3.000 pesos aproximadamente y varias prendas de vestir.

El otro hecho sucedió la noche anterior, cuando una pareja oriunda de Rosario entró a robar y fue aprehendida luego de intentar sustraer prendas del local. La maniobra fue advertida por personal del comercio, que salió a la calle a pedir ayuda y un efectivo policial de civil que pasaba por el lugar persiguió y detuvo a los delincuentes a pocas cuadras del lugar.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!