Arduo trabajo para controlar las llamas que devoraron miles de hectáreas en Córdoba

Varias dotaciones de bomberos continúan trabajando intensamente para tratar de combatir las llamas, que hasta el momento han dejado más de 25.000 hectáreas afectadas y dos heridos de gravedad.

Según los datos aportados por el Plan Provincial del Manejo del Fuego, las llamas que se han tornado hasta el momento incontrolables, ya han afectado en este quinto día de incendios, unas 25.000 hectáreas, y al menos dos heridos graves que permanecen internados en distintos centros de salud.

Uno de ellos fue identificado como Isidro Pelliza (49), quien ingresó ayer a la Clínica Privada Vélez Sarsfield con traumatismos múltiples, entre ellos, craneoencefálicos graves y severos de tórax y se encuentra en terapia intensiva, con respiración asistida y su pronóstico es «altamente reservado».

 El otro afectado es Carlos Pallén (25), quien permanece internado en el Servicio del Quemado del Hospital Córdoba, en el sector de terapia intensiva, con quemaduras en el 38 por ciento del cuerpo, incluidos rostro, brazos y piernas con pronóstico reservado.


También a raíz de los siniestros, hay alrededor de 500 evacuados que fueron alojados en distintos centros y alrededor de 40 viviendas resultaron quemadas por las llamas, siendo la más afectada la localidad de Villa Yacanto, en el Valle de Calamuchita.

Otra zona afectada por los incendios de campos está en el Valle de Paravachasca, en cercanías de la ciudad de Alta Gracia, a unos 36 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Córdoba.

Por la rotación del viento se han reavivado los focos de incendios que se ubicaban en las laderas del cerro Pan de Azúcar, en la zona de Cosquín, en el departamento Punilla.

En cuanto a las rutas, el titular de la Policía Caminera de Córdoba, comisario mayor Carlos Galbucera, indicó en declaraciones a la prensa, que fue habilitada la ruta 36, cuyo tránsito había sido interrumpido entre Altos Fierro y Berrotarán.

No obstante, el tramo entre Altos Fierro y Despeñaderos está controlado por personal de la Caminera, por lo que el tránsito se interrumpe si se incrementa la cantidad de humo que impide la visibilidad y que hace peligrosa la circulación.

Por otra parte, permanece cerrada la A-66 entre Ascochinga y Jesús María; y la ruta E 53 entre Agua de Oro y La Granja en el norte de la provincia de Córdoba; en tanto, también está cortada la ruta provincial 30, que une a Río Cuarto con Achiras y Las Albacas en el sur de la provincia.

También se informó que por la rotación del viento, se han reavivado los focos que se ubicaban en las laderas del cerro Pan de Azúcar.

El Plan Nacional de Manejo del Fuego aportó aviones hidrantes, helicópteros y autobombas que actuaron inicialmente en Alpa Corral, al sur provincial.

Además participan de los operativos efectivos de Gendarmería Nacional, y el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, anunció el envío de 40 especialistas, móviles y un avión de la Fuerza Aérea para el traslado de bomberos.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!