Nacionales -Un nene de 7 años quedó al borde de la muerte por aspirar purpurina

El director del Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi), Leonardo Gamba, dijo que la situación del menor es «crítica». Está internado en terapia intensiva en hospital de Santiago del Estero. 

La madre del niño, Berta Benegas, afirmó en declaraciones a radios locales que «la doctora me dijo que no podemos hacer nada. Hicimos todo lo que pudimos. Ojalá que haya un milagro porque la doctora no me da esperanza».

«Mi hijo está mal, grave. Hizo un paro el martes, tiene dañado el cerebro y los riñones están dejando de funcionar. La purpurina se adhirió a los pulmones. Yo pedí el traslado, pero me dicen que es imposible porque puede morir si lo mueven de la camilla», dijo la madre.

Leonardo Gamba informó a la prensa que el menor de edad sufrió un accidente casero y manifestó que «por primera vez» se presenta un caso de ese tipo en ese hospital.

«Hay pocos casos descriptos en la literatura clínica y son aproximadamente tres los que ocurrieron a nivel país», aseguró.

Familiares del niño expresaron que los médicos manifestaron que de esos casos, sólo uno sobrevivió.

El director médico del Cepsi explicó que «al aspirar la purpurina, esta se fue a los pulmones. Al ser un producto que contiene cobre y plomo, considerados metales pesados, produce un tapizamiento e impide que el oxígeno pase a la sangre».

El centro de salud reportó en un comunicado que «la situación clínica del paciente es crítica, pues a pesar del tratamiento implementado, no hay, hasta el momento, respuesta alguna y el deterioro es progresivo».

«Al momento de la internación el paciente presentaba un cuadro clínico con severa insuficiencia respiratoria, aparentemente secundaria, a la aspiración accidental de un producto denominado purpurina», expresó el parte.

Asimismo, destacó que «este producto, de uso habitual en las tareas manuales, contiene metales pesados, como el plomo y el cobre».

El parte médico advirtió que se trata de «elementos altamente tóxicos cuando son inhalados ya que producen un bloqueo en el intercambio del oxígeno y el anhídrido carbónico, bajando los niveles del oxígeno y produciendo de ese modo una hipoxemia severa que es la causante de la gravedad extrema del paciente».

La madre del niño manifestó que su hijo estaba jugando con un silbato al que le colocó purpurina y comenzó a soplar, pero el polvo ingresó por las vías respiratorias y le provocó las lesiones.

Como se descompensó, los padres lo llevaron a la guardia del Cepsi, donde recibió oxígeno, controlaron sus signos vitales y le dieron el alta médica.

Horas después el niño volvió a ser llevado al hospital porque se había agravado su salud y desde entonces permanece internado en la sala de terapia intensiva.

Profesionales de la salud de la provincia realizaron consultas sobre el caso con especialistas de Buenos Aires, quienes desaconsejaron el traslado del niño en un avión sanitario raíz de la gravedad de su estado. Banegas pidió que se advierta en las etiquetas del producto que contiene tóxicos de alto riesgo para la salud.

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!