“Descontrolado”: Restos de un gigantesco cohete chino podrían caer en Santa Fe durante los próximos días – grupolaprovincia.com

Desde la estación espacial china Tiangong informan que la etapa central del cohete, de 21 toneladas métricas, orbita la Tierra y desciende gradualmente hacia un «reingreso descontrolado».

Los escombros del enorme cohete propulsor chino Long March 5B podrían caer a la Tierra entre el sábado y el lunes próximo, luego de haber sido puesto en órbita el 24 de julio pasado por la agencia espacial de ese país, lo que generó críticas por la falta de planificación y seguridad.

Según expertos y medios especializados, el cohete tenía por misión llevar un módulo que se iba a acoplar a la estación espacial china Tiangong, lo cual fue realizado con éxito el 24 de julio pasado.

Sin embargo, la etapa central del cohete, de 21 toneladas métricas, orbita la Tierra y desciende gradualmente hacia un «reingreso descontrolado», informó el portal Aerospace.

🚨Counting down to the reentry of massive Long March 5B core stage 🚨Media bombs

CMSA reports #CZ5B core stage is in 176.6kmX263.2km@41.4° orbit as of 08:00 UTC on July 27.

Este portal da como ventana de reingreso prevista el 30 de julio, aunque otros expertos que rastrean el objeto dan como fecha el 31 de julio o el 1 de agosto.

En mayo del año pasado, ocurrió una situación similar cuando la etapa central de este cohete reingresó a la atmósfera y cayó sobre el océano Índico, mientras que en el 2020 restos del cohete cayeron en el Atlántico Norte.

Esta vez, el cohete Long March5B despegó del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en Hainan el 24 de junio a las 2:22 pm hora de Beijing.

El laboratorio Wentian de 22 toneladas, almacenado encima del cohete, llegó a la estación orbital 13 horas después del lanzamiento.

Los astronautas que actualmente se encuentran a bordo del módulo principal de la estación espacial Tiangong, Chen Dong, Liu Yang y Cai Xuzh, se convirtieron en los primeros astronautas en asistir a un acoplamiento en la estación Tiangong.

En un tweet, el astrónomo Jonathan McDowell del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica confirmó que la etapa central de la Gran Marcha 5B no fue desorbitada activamente y permanece en órbita.

McDowell calificó como «inaceptables» estos reingresos descontrolados.

Según la cadena Telediario de México el Comando Espacial de Estados Unidos, delimitó una zona geográfica donde el cohete chino podría impactar, que consta de un área a 41 grados al sur y 41 grados al norte.

Eso significa que podría caer en alguna zona de la Argentina. Especialistas auguran el aterrizaje para el sábado 30 de julio a las 21.24 (hora argentina), sin embargo advierten que el margen de error es de 16 horas antes o 16 horas después.

En tal sentido, el experto argentino en vuelos espaciales, Diego Córdova, dijo al sitio Aire que si “fuese antes de las 21.24 horas del sábado 30, es decir, a las 19 o 20 horas, nos van a caer a nosotros”, en relación a la provincia de Santa Fe.

En cambio, “si el cohete cae a las 21.24 horas, como está previsto, caerá sobre Irak, en el norte de la península arábica”, explicó el científico.

Aclaró que la posibilidad es mínima, pero real y que las probabilidades de que los restos del cohete pudieran perjudicar a un ser humanos también son bajas.

“Tenemos que tener en cuenta que la Tierra tiene un 70% de agua, lo que achica la posibilidad, además hay muchos lugares desérticos, por lo que la posibilidad de que caiga en la cabeza de alguien es mínima”, dijo Córdova.

Fuente. Grupo La Provincia https://www.grupolaprovincia.com/

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!