Nacionales- Echaron a un policía por abandonar el trabajo para agredir a su novia

descargaUn auxiliar de la policía de San Luis que trabajaba en el Cuerpo de Tránsito fue echado de la fuerza luego de que se determinara que abandonó su trabajo y utilizó un móvil policial para seguir a su novia por distintas zonas de la ciudad para hostigarla.

El jefe de la Policía de la provincia de San Luis dispuso en las últimas horas desafectar de sus funciones en forma obligatoria y definitiva al efectivo Jonathan Gómez, de 23 años, luego de que el sábado último y mientras estaba de guardia, Gómez utilizó un móvil policial para dirimir cuestiones personales en la vía pública.

El auxiliar hizo «abuso de su condición de policía» y siguió a su mujer por diferentes zonas en el patrullero, abandonando el servicio, informó hoy el jefe de Relaciones Policiales, comisario inspector Carlos Pereyra.

El funcionario agregó que, si bien la mujer no denunció hasta el momento el hecho ante la Justicia, sí lo hizo una amiga, que en todo momento presenció el hostigamiento a la que fue sometida la mujer del uniformado.

“La decisión de rescindirle el contrato a Jonathan Gómez fue tomada porque produjo un supuesto caso de violencia de género, al agredir a la mujer con la que convive. Eso no lo vamos a permitir”, dijo Guillermo Valdevenítez, jefe de la Policía puntana.

“Además, cometió una falta grave, como la de abandonar el servicio, constatado por los datos arrojados por el GPS que controlan el recorrido de las patrullas”, agregó el titular de la fuerza.

El auxiliar estaba abocado el pasado sábado, junto con personal de la Comisaría 1ª, a recorrer la avenida Illia de la ciudad de San Luis, cuando alrededor de las 5 vio a su pareja salir de un bar en compañía de una amiga.

Según lo que se determinó, cuando las mujeres subieron a un Volkswagen Gol, el auxiliar Gómez las chocó con la patrulla en la parte trasera.

Luego de discutir, le exigió que regresara a su casa en un taxi y no en el auto, pero ello no ocurrió, dado que la mujer se sentó en el asiento del acompañante y se dirigieron al barrio San Martín, donde tenía que buscar al hijo de ambos, que había quedado al cuidado de una tía de ella.

El policía inició una persecución que terminó en el semáforo de la avenida Eva Perón y Falucho, donde volvieron a intercambiar palabras, y además, le exigió la documentación a la conductora del Volkswagen.

Ante esa situación, la mujer bajó del auto y camino hasta su casa, en el barrio José Hernández.

La patrulla identificada con el número 1-431 del Cuerpo de Tránsito de la Unidad Regional I quedó estacionada en el frente a ese domicilio, donde personal de la seccional concurrió y allí entrevistó a Gómez y pidió hablar con su pareja.

La mujer tenía un pómulo inflamado y los ojos llorosos, por lo que por precaución, al efectivo se le retiró el arma reglamentaria y se elevó un informe a la superioridad, la que resolvió esta sanción de echarlo de la fuerza.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!