Guardar el ticket de compras junto a los alimentos podría ser peligroso: Enterate por qué

Llegar de hacer los mandados y guardar las bolsas en la heladera, cuando hay poco tiempo de acomodar los alimentos en el lugar que corresponde, es una práctica cotidiana pero peligrosa.

Un estudio de la Universidad de Granada alertó sobre una peligrosa práctica cotidiana que podría ocasionar problemas de salud. Investigadores de todo el mundo, coincidieron en que la tinta de los tickets de compras tradicionales que brindan los comercios, es altamente contaminante.

Y una práctica cotidiana es llegar de hacer los mandados y guardar las bolsas en la heladera, cuando hay poco tiempo de acomodar los alimentos en el lugar que corresponde.

Lo menos aconsejable es que permanezcan por mucho tiempo junto a frutas, verduras o carnes, ya que en caso de no lavarlas o cocinarlas correctamente, estaríamos ingiriendo componentes nocivos para el organismo.

Científicos del Instituto de Investigación Biosanitaria y el Hospital San Cecilio, de la Universidad de París V Descartes; del Hospital Necker Enfants Malades de París y la National Schook of Públic Health de Río de Janeiro, Brasil; analizaron los elementos.

Tras analizar 112 muestras de mercados de Francia, España y Brasil, descubrieron que el 90% de dichos recibos está creado con papel térmico y contienen bisfenol-A (BPA), una sustancia química que altera el equilibrio hormonal de las personas.

Tanto en España como en Brasil, 9 de cada 10 tickets tienen bisfenol-A (BPA) y presentan las características de actividades biológicas de las hormonas anti-androgénica.

Sin embargo, en Francia la situación es diferente porque en el 2014, el Gobierno decidió reducir el compuesto en el papel térmico, entonces sólo el 50% contiene BPA.

Por tales motivos, se aconseja no mezclar los papeles de comprar con comida, ni tampoco conservarlos en el bolso, o en el auto como suele ocurrir. Sobre todo porque en contacto con el calor, se vuelven más tóxicos.

Así lo confirmó el profesor de Medicina de la Universidad de Granada, Nicolás Olea, quien luego de colocar un ticket cerca de una fuente de calor como un encendedor, evidenció que el papel se volvía completamente negro.

De hecho, también explicó que son fáciles de identificar porque con el paso del tiempo “muchas veces, lo que te encuentras es un polvo blanco que se desprende al sacar el ticket de la cartera. El bisfenol-A (BPA) es, precisamente, ese polvo que te mancha los dedos”.

Fuente: Grupo La Provincia https://www.grupolaprovincia.com/

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!