Nacionales – Murió tras una brutal golpiza de nueve policías

Un hombre de 33 años murió el pasado sábado por la noche cuando fue detenido tras protagonizar incidentes dentro de un motel de la provincia de Misiones. La víctima, identificada como Carlos Raúl Girula, fue atacada cuando era trasladada bajo arresto a la comisaría.

 

Al menos nueve policías participaron de su arresto y traslado, luego de que Girula se resistiera al mismo. Dentro del patrullero habrían seguidogolpeándolo y eso habría derivado en la muertedel hombre.

La autopsia precisó que la causa del fallecimiento fue una hemorragia pulmonar producida por «aplastamiento de tórax, ocasionado por pisotones y patadas con borceguíes», cuyas suelas quedaron marcadas en la piel de la región torácica, según reveló el informe médico, informaron fuentes judiciales. Las pericias también determinaron «marcas claras de golpes y puntapiés en el cráneo y otras partes del cuerpo».

Las autoridades provinciales dispusieron la inmediata investigación y apartamiento de los efectivos involucrados. Además el juez Marcelo Cardozo dispuso la detención de tres jefes de unidades, dos oficiales y seis suboficiales, además de la incautación de los uniformes de los efectivos involucrados directamente en el procedimiento.

El arresto

Al arribar a la sede policial, los agentes intentaron descender al detenido del vehículo, pero se dieron cuenta de que había fallecido, por lo que se habría desatado un confuso operativo con el propósito de ocultar el hecho, como el lavado de la carrocería del móvil.

Sin embargo, las pruebas con «luminol» realizadas en el rodado y en otros dos que se utilizaron en el procedimiento, habrían confirmado la presencia de restos de sangre, sustancia que también se encontró en el patio de la comisaría por donde fue arrastrado el cuerpo de Girula, confirmaron las fuentes.

Los restos del albañil fueron inhumados en el cementerio de Posadas, ocasión en que su viuda, Nora Acosta, de 37 años, pidió en diálogo con los medios que «se aclare bien qué pasó y quiénes fueron los responsables».

«Él no se merecía ese maltrato. Lo golpearon de manera bestial, aun cuando ya estaba esposado. Eso es lo que nos causa este dolor tan insoportable, porque él era un hombre que se desvivía por sus hijos, una persona alegre y trabajadora. No merecía ese final», lamentó la mujer.

 

Fuente: El Intransigente

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!