Locales-Incendiaron un departamento de las 512 Viviendas que había sido usurpado hace dos semanas

Luego de que la propietaria del inmueble abandonara el lugar a raíz de las constantes amenazas y soldara las puertas y ventanas del inmueble, volvieron a ingresar tras violentar una de las aberturas y lo incendiaron con el mobiliario que quedaba dentro. 

 La Justicia dispuso el lunes una consigna policial en el complejo de 512 Viviendas “Virgen de Guadalupe” debido a un conflicto vecinal que se originó semanas atrás a raíz de la usurpación de un departamento y que derivó en el desalojo de la familia que lo había tomado.

Luego de que la propietaria del inmueble abandonara el lugar a raíz de las constantes amenazas y soldara las puertas y ventanas del departamento, las mismas personas violentaron una de las aberturas e incendiaron parte del mobiliario que aún quedaba dentro de la vivienda.

Ese mismo lunes los familiares de la mujer damnificada se presentaron en el edificio del Ministerio Público Fiscal para reclamar más intervención y medidas de seguridad por parte de la Justicia, teniendo en cuenta que además de los daños y robos sufridos, también recibieron amenazas e incluso aseguran que fueron agredidos con piedras y disparos de armas de fuego.

 

Usurpación

El conflicto se desató el jueves 5 de este mes en el departamento 12 B de la tira Nº 1, cuya propietaria se encontraba trabajando en horas de la madrugada, cuando vecinos del mismo complejo habitacional, forzaron una ventana trasera e ingresaron a la finca.

La mujer, quien reside en el lugar desde hace 30 años, regresó a la mañana a su casa luego de una jornada de trabajo e intentó ingresar a la vivienda, pero no pudo abrir la puerta y observó que había gente dentro del domicilio.

Tras la denuncia, en horas de la tarde, la Policía irrumpió en el domicilio para desalojar a los usurpadores, pero éstos se habían retirado destrozando todo el mobiliario, los sanitarios y algunos electrodomésticos, además de apoderarse de los objetos de valor que había en el lugar como artefactos eléctricos, dos pulseras de oro, vajilla y ropa.

Ante esta situación los familiares de la mujer decidieron llevársela del lugar y al día siguiente soldaron puertas y ventanas para evitar una nueva usurpación. En esa circunstancia aseguran que recibieron amenazas, fueron agredidos con piedras y hasta les dispararon.

El último episodio de este conflicto sucedió el lunes a la mañana, cuando efectivos de Bomberos Voluntarios debieron intervenir en un incendio en el mismo departamento, luego de que la misma familia, violentara una de las aberturas y quemara todo el mobiliario que quedaba adentro.

A raíz de esta situación y ante el insistente reclamo de los familiares de la mujer, se dispuso una consigna policial en la zona para evitar más daños o una nueva usurpación de la vivienda.

 

La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!