QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Locales-¿Y,EL PARO?

 Img_ppalEl único servicio que se vio resentido fue el del transporte urbano de pasajeros que en nuestro medio está a cargo de la empresa La Nueva Perla.

Por otra parte, en horas de la mañana algunas de las estaciones de servicio no comercializaron combustible y en numerosos establecimientos educativos no se dictaron clases. Las entidades bancarias atendieron al público, tal como estaba previsto, al igual que la mayoría de los locales comerciales.

 

A favor y en contra

La jornada de protesta, que fue catalogada por los dirigentes sindicales que adhirieron a la medida como “exitosa”, generó posiciones encontradas entre los ciudadanos. Mientras algunos consideraron al paro como un elemento de fundamental importancia para que el Gobierno escuche los reclamos de los trabajadores, a otros la huelga les alteró el normal desarrollo de sus actividades cotidianas, motivando en ellos una queja que se mantuvo durante casi todo el día.

La huelga tuvo en los gremios relacionados con la actividad del transporte a uno de sus pilares más importantes, ya que paralizó la distribución de alimentos y de otros productos y artículos y al mismo tiempo interrumpió la circulación de los colectivos de media y larga distancia.

El objetivo de los organizadores de esta medida de fuerza era centrar las miradas en los reclamos del sector sindical. El propósito, de acuerdo con lo expresado por las autoridades sindicales, se cumplió y el balance dejó conformes a los organizadores locales de la protesta.

Un dato a considerar: uno de los líderes de la convocatoria fue Luis Barrionuevo (exreferente del gremio de los gastronómicos). Sin embargo, el paro contó con una casi desapercibida adhesión de los afiliados a ese sindicato.

 

Crónica del paro

En Pergamino, al igual que en el resto del país, la medida de fuerza comenzó los primeros minutos de ayer. A esa hora los referentes de los sindicatos plegados a la huelga dieron a conocer el inicio del paro con el resonar de bombas de estruendo. A la medianoche, un grupo de dirigentes y afiliados a los gremios, en su mayoría del Sindicato de Choferes de Camiones, se apostaron en la zona del Segundo Cruce para controlar que ningún transporte de carga circulara por las rutas.

Como se informó en ediciones anteriores, los representantes de los gremios que adhirieron a la huelga concretaron un trabajo que ellos denominan “presencial” en las calles. Esto implicó recorrer distintos lugares, ubicados principalmente en la zona céntrica de la ciudad, y solicitar a los encargados de bares, estaciones de servicios y comerciantes en general que “colaboraran con la causa”, por lo que éstos tuvieron que interrumpir en las primeras horas de la mañana la atención al público. Cerca del mediodía, los comerciantes y propietarios de bares y cafeterías abrieron las puertas de sus respectivos locales y el movimiento en las calles del Centro empezó a ser cada vez más notorio.

El servicio de remises no se vio interrumpido y la mayoría de las agencias decidieron trabajar como lo hacen habitualmente, algunas incluso pusieron más vehículos a disposición de los usuarios, habida cuenta de que la demanda creció por no contar los vecinos con el servicio de La Nueva Perla.

Por su parte, las estaciones de servicio comenzaron en horas de la tarde a despachar combustible en forma normal.

 

Amplio respaldo

En diálogo con LA OPINION, los secretarios generales del Sindicato de Choferes de Camiones, UTA, Soesgype y Uthgra, delegaciones de Pergamino, expresaron su conformidad con la adhesión al paro en nuestra ciudad. “Todos los afiliados al Sindicato de Choferes de Camiones se adhirieron y esto nos pone muy contentos porque quiere decir que contamos con el respaldo de  cientos y cientos de argentinos”, manifestó Héctor Herrera, de la delegación local del Sindicato de Choferes de Camiones. Al mismo tiempo contó acerca de la recorrida que realizaron en horas de la mañana por la zona céntrica: “Fuimos a la Peatonal y les pedimos a los comerciantes que colaboraran con la causa y notamos buena predisposición en ellos”.

Respecto de la presencia en las rutas es importante destacar que durante la jornada los dirigentes de los sindicatos realizaron controles permanentes. “A los camiones que venían circulando los tuvimos que desviar y ubicar en los predios linderos a la ruta hasta que el paro culminó”, explicó Herrera.

 

Transporte de pasajeros

Por su parte Antonio Roldán de UTA delegación Pergamino, al ser consultado sobre la interrupción del servicio que ofrece en Pergamino La Nueva Perla, señaló que “las autoridades de La Nueva Perla se anticiparon en su decisión y generaron falsas expectativas entre los pasajeros cuando en realidad UTA estaba adherida al paro”. En cuanto al trayecto de los colectivos de media y larga distancia, el dirigente gremial indicó que “respetamos a todos los colectivos que circularon durante el día dado que llevaban pasajeros. Les pedimos colaboración a los choferes y ellos decidieron  acompañarnos simbólicamente, parando el vehículo en la banquina por espacio de una hora aproximadamente”.

 

Colaboración

La mayoría de las estaciones de servicio también cerraron sus puertas y acataron el pedido de Soesgype, el gremio que nuclea a los trabajadores de este rubro. Santos Albarracín, secretario general en Pergamino, destacó la labor conjunta con los referentes de los sindicatos adheridos a la huelga. Asimismo sostuvo que con esta jornada “estamos diciendo no a la inflación, no a la inseguridad. Defendamos los derechos de los trabajadores”.

Desde Uthgra, el dirigente local Edgardo Bonoris informó que “el acatamiento en nuestra ciudad es alto y estamos muy conformes con el acompañamiento de los ciudadanos. El Gobierno debe saber que el movimiento obrero está unido”.

 

 

Entre el respaldo y el descontento los pergaminenses se expresaron 

 

El paro generó posiciones encontradas entre los ciudadanos. Algunos apoyaron la medida mientras que otros se pronunciaron en contra de la huelga que interrumpió uno de los servicios esenciales: el transporte.

 

Juan

“No me parece buena idea esto de paralizar el país de este modo, interrumpiendo los servicios. Creo que esta huelga tiene tinte político y no dará buenos resultados. Mañana todo continuará igual y los que seguiremos sufriendo somos los argentinos, que nos caracterizamos por ser animales de costumbre, somos ‘de fierro’ y soportamos todo lo que venga”.

 

María

“Me parece bien que todos nos expresemos en contra de la inseguridad y de la inflación pero no creo que paralizando el país vayan a conseguir algo por parte del Gobierno. Al contrario, nos perjudican a los ciudadanos. Mi hija no tuvo clases, yo trabajo y tuve complicaciones en ese sentido y además no pude asistir al casamiento de mi sobrina en Santa Fe porque tuve miedo de viajar y sufrir algún tipo de represalia de los gremialistas que estaban presentes en las rutas”.

 

Patricia

“No soy partidaria de los paros pero me parece que esta vez fue muy convocante y no pasará desapercibido para el Gobierno. Creo que todos, cada uno a su manera, apoyan esta huelga para decirle a nuestra presidenta que las cosas no están bien. Soy comerciante y colaboré cerrando las puertas de mi local en horas de la mañana, cuando recibí el pedido de colaboración de un grupo de gremialistas que, con bombas de estruendo, nos instaron a ser serviciales con la protesta. Después de las 10:00, los vecinos empezaron a circular y nosotros decidimos levantar las persianas. Ojalá lleguemos a buen puerto con este tipo de medidas porque siempre somos los trabajadores los que padecemos la realidad. Debemos aprender a decir basta”.

 

Mariano

“Estoy de acuerdo con los reclamos que se hacen en esta protesta pero, particularmente, me afectó mucho en mi trabajo ya que viajo a buscar mercadería casi todos los días y esta semana sólo viajé el miércoles y pude traer la mitad de las cosas.  De igual manera con mi mujer decidimos abrir el comercio (un puesto de venta de plantas y flores) porque nos vimos afectados en los últimos días por las lluvias y no podemos perder las ventas diarias. Este trabajo es nuestro sostén económico”.

 

Alejandra

“Me parece que este tipo de protestas son necesarias porque los argentinos estamos muy cansados de los constantes aumentos de precios, de que el sueldo no nos alcance. Estamos cansados de ser víctimas de la inseguridad. Por eso creo que todos debemos colaborar con las huelgas, que son el único recurso que tenemos para que nos escuchen. Estamos siendo víctimas permanentes de las malas decisiones del Gobierno y tenemos que frenar esta situación”.

 

 

Oscar González: “Quisimos trabajar pero no nos dejaron” 

 

En la edición del miércoles, LA OPINION informaba sobre el impacto que el paro tendría en nuestra ciudad. Fue así que, luego de haber consultado al gerente de la empresa La Nueva Perla, Oscar González, este matutino daba cuenta de la decisión de la firma de no adherirse al paro y cumplimentar sus habituales recorridos. No obstante, esta decisión no pudo mantenerse en pie durante la jornada de ayer, no por voluntad de las autoridades de la firma sino por una “amenaza” que recibieron los directivos de la empresa.

En contacto con el Diario, Oscar González relató con detalles los hechos que impidieron que el servicio urbano de traslado de pasajeros se vea interrumpido ayer.

Indignado con la situación, el gerente de la empresa, manifestó: “A mi entender la decisión de adherirse o no a los paros es de los trabajadores debe ser democrática. No tolero que el acatamiento sea obligatorio y esto fue lo que sucedió ayer: nos obligaron a no salir a trabajar. Nos pusieron en la entrada de nuestro garage más de veinte gomas y amenazaron al inspector de turno diciéndole que si los móviles salían iban a tener serias dificultades”.

 

Paro político

Al relatar lo sucedido el gerente de La Nueva Perla dijo que las amenazas le generan “odio”. “Todos estamos de acuerdo con que la situación del país no es la mejor, estamos registrando problemas de inseguridad muy graves y la inflación no cesa pero la necesidad de trabajar la tenemos y con este paro no vamos a conseguir nada porque esta huelga es netamente política”, expresó el entrevistado.

El martes las autoridades de la empresa decidieron no interrumpir el servicio el día del paro, justificando esta decisión en que en 11 años de labor en Pergamino, La Nueva Perla no se adhirió a ningún paro. “Dimos cuenta de esta medida de ofrecer nuestro servicio normalmente y eso bastó para que un grupo de gremialistas de la UTA se instalaran en horas de la madrugada, ubicaran gomas en los dos portones de salida y entrada de colectivos de la empresa (avenida Malvinas Argentinas frente a la Estación Terminal), y amedrentaran al personal”, sostuvo González.

 

“Quisimos trabajar”

Es importante destacar que los choferes se presentaron a trabajar a las 4:30, como lo hacen habitualmente. Fue el inspector de turno el que recibió a los dirigentes gremiales. “El inspector me llamó a la madrugada y me dijo que lo estaban amenazando. Tengo la obligación de proteger a los choferes y decidí suspender la actividad del día”, expresó el gerente, ofuscado por la situación, y aclaró que: “Nosotros no nos adherimos al paro, quisimos trabajar pero no nos dejaron”.

 

Deberse a la gente

Al momento en que fue tomada la decisión de interrumpir el servicio, un inspector de La Nueva Perla realizó una recorrida por algunas paradas de colectivos avisando a los usuarios que los vehículos no iban a circular. “Nos pareció lo más correcto porque comemos gracias a la gente, nos debemos y brindamos a los pergaminenses aunque a veces nos critiquen porque no tenemos los recursos económicos para realizar las modificaciones que quisiéramos efectuar. Siento indignación por esta situación. Todos tenemos problemas, todos sabemos que la realidad argentina no es la mejor pero no se soluciona nada con un paro”.

 

Fuente:La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook
One Comment

Add a Comment