QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Nacionales-Lo confundieron con un ladrón, lo persiguieron y lo mataron de un balazo  

Hay ocho implicados en el episodio aunque solo uno está detenido por ser el autor del disparo. La víctima era vecino del asesino, por eso solía pasar cerca de su casa con su camioneta.

Un hombre de Villa Ballester, en el partido de San Martín, murió el lunes de esta semana tras dos días de agonía por haber recibido un disparo en un episodio de terror: sus vecinos lo confundieron con un ladrón de casas y lo atacaron en medio de la calle.

Jonatan Ezequiel Sagardoy, de 32 años, estacionó su camioneta a las 0.20 del sábado pasado en Montevideo y San Pedro, en Villa Ballester. Su plan era visitar a un amigo, pero en el viaje empezaron a perseguirlo cuatro vehículos: una camioneta Renault Master blanca, una Peugeot Partner, un Fiat Palio y una motocicleta.

Apenas estacionó, Sagardoy se vio rodeado por dos de los ocho hombres que ocupaban esos vehículos, entre ellos Guillermo Nicolás Gómez, de 26 años, quien efectuó dos disparos.

“El que tenía el arma se acercó por el lado del acompañante de la camioneta de Jony, que tenía la ventanilla baja, y sin mediar palabra le pegó un tiro que le ingresó por la axila derecha“, relató Olivieri, cuñado de Sagardoy.

Sagardoy fue trasladado al Hospital Castex de San Martín, donde descubrieron que la bala, de un arma calibre 22, le había causado un gran daño interno y estaba alojado en la ingle. El hombre murió el lunes a la tarde.

Hay solo dos testigos de la escena, ambos amigos de la víctima, uno de los cuales estaba en la camioneta de Sagardoy y resultó herido cuando Gómez le disparó a la luneta del vehículo.

Confusión fatal

Los testigos afirmaron que no se trató de un robo fallido sino que hubo algo más, un ensañamiento difícil de explicar. Su versión fue confirmada por uno de los cómplices de Gómez.

Entre los que cometieron el hecho había un conocido de Jony. Cuando los familiares y amigos empezamos a contar por redes sociales lo que había sucedido, este muchacho se comunicó con nosotros y nos contó llorando lo que había pasado, que se habían equivocado de persona“, reveló Olivieri.

La policía determinó que al hombre que manejaba la Renault Master le habían querido robar la casa hacía 15 días, y que había reunido un equipo para dar con el ladrón en cuestión. En ese grupo estaba el allegado de Sagardoy, que se presentó en la comisaría 9na. de San Martín para aportar datos sobre el tirador.

“No sabemos bien por qué se equivocaron. La policía nos dijo que se confundieron porque la camioneta de Jonatan pasó dos veces cerca de la casade donde salieron estos asesinos. Pero mi cuñado pasaba por ahí porque era vecino, vivía a sólo cuatro cuadras“, contó Olivieri.

Además de ser vecino de Ballester, Sagardoy trabajaba hacía una década en el sector de carpintería del local de San Martín de una cadena de venta de artículos para la construcción y el hogar. Estaba casado y tenía una hija.

Queremos a todos presos. Todos fueron responsables de este asesinato“, expresó Olivieri, para quien “estos asesinos salieron a cazar a cualquiera“, y su cuñado fue una víctima aleatoria.

“Jonatan era un pibe de laburo. Lo están queriendo ensuciar diciendo que era un delincuente y no lo vamos a permitir“, sentenció.

Gómez ya se entregó a las autoridades y quedó detenido mientras sus siete partidarios siguen libres. La causa fue caratulada como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Fuente: Minutouno

Comentarios en Facebook

Add a Comment