Nacionales- (Denuncia de abuso) Benítez dijo que despertó con el grito de su acompañante y que vio a Zárate desnudo

8888El delantero Martín Benítez confirmó que el domingo se despertó cuando su pareja le recriminó a los gritos a su amigo, el futbolista Alexis Zárate, haberla violado, aunque aclaró que no sabe si el abuso existió porque estaba dormido.

 

 

 

 

En su declaración testimonial ante el fiscal de Avellaneda Guillermo Castro, el jugador de Independiente aseguró que Zárate le admitió a él que había tenido relaciones sexuales con su novia pero que lo había hecho porque pensó que ella «se dejaba».

De acuerdo a su testimonio, que se pudo obtener, una vez que su pareja abandonó el departamento de la localidad de Wilde bajo una crisis de nervios, le pidió a Zárate que le cuente lo que había pasado.

«Le preguntamos a Alexis `qué pasó` y me dijo que entró a la pieza, se acostó al lado y la empezó a tocar y pensó que (la joven) se estaba dejando y entonces le corrió la tanga» y la penetró, explicó Benítez al fiscal.

«Yo le pregunto `¿ya estaba dormida?, `¿se dejó?`… y él me contestó `ella giró la cabeza, me miró y se dejó`», agregó el futbolista en su declaración testimonial ante el fiscal, a quien también le dijo: «Le cuento a Alexis que (la joven) estaba re sacada, que (decía que) abusaste de ella y él me dice `no, no, yo sentí que me miraba y entonces lo seguí­».

Benítez llegó cerca del mediodía a la fiscalía de Castro, en el partido de Avellaneda, y declaró como testigo durante más de una hora.

Fuentes judiciales aseguraron que en la testimonial estuvieron presentes su abogado, Roberto Schlagel, y el abogado que representa a la joven denunciante, Oscar Daer.

Benítez relató ante el fiscal que la supuesta violación ocurrió mientras él dormía, por lo que no pudo asegurar si el hecho existió o no.

«Me quedé dormido y me desperté cuando escuché el grito de (la víctima) que decía `qué hacés???`, `qué hacés???` y lo veo a Alexis, y le pregunté a ella que me comente qué pasó y ella dice `no, yo no hice nada` y se empezó a cambiar y a decir `,me quiero ir a mi casa`», dijo el futbolista.

En tanto, el abogado que representa a Benítez explicó luego que el futbolista «está en la duda hasta el día de hoy (respecto de si existió la violación), por eso ni lo agarra a trompadas al amigo ni le dice nada a la chica, espera que se determine» lo ocurrido.

«Quedó claro que ella tuvo una primera reacción que fue salir a increpar a Zárate cuando ya estaba en otro dormitorio, lo va a increpar a ese dormitorio y ahí la tratan de contener para que no se vaya a las manos, ni haya una acción violenta», describió el abogado, tras lo cual aseguró que nadie le impidió a la joven retirarse del departamento, lo que hizo instantes después.

Tras aclarar que actualmente su asistido no tiene relación ni con la chica ni con su compañero de equipo, Schlagel consideró que la causa va a centrarse ahora en dilucidar si la relación entre Zárate y la denunciante fue una violación o si hubo un consentimiento por lo menos implícito».

Sobre los mensajes de texto entre Benítez y la denunciante, Schlagel consideró que «son absolutamente desincriminatorios» y aclaró que el futbolista «estaba siendo sometido a una presión» por parte de ambas partes.

En su declaración testimonial, Benítez admitió que le envió mensajes en los que le pedía que no hiciera la denuncia.

9999

«Le mandé mensajes. Le dije que no haga la denuncia porque se me iba a pudrir en el club», dijo el delantero de Independiente, quien agregó: «Alexis me pedía que le diga (a la joven) que se tranquilice, que hablen, porque él sabía que se habí­a dejado».

Por su parte, el abogado de la denunciante, Daer, dijo que tras la diligencia judicial las cosas quedaron «bastante claras», ya que Benítez «corroboró todos los dichos» de la joven.

«Ha corroborado los gritos, los insultos, la desesperación de la joven, ha corroborado que además lo ha visto desnudo a Zárate en la puerta de la habitación y explicó con lógica que después de haber consumido alcohol y mantenido relaciones con su pareja, se despierta con los gritos de ella pidiendo auxilio y planteando lo que estaba sucediendo», dijo el particular damnificado.

«Los dichos y aclaraciones -añadió- son suficientes para corroborar que esta chica fue abusada sexualmente y ahora queda a disposición del ministerio público la situación de Zárate».

El episodio ocurrió entre la noche del sábado y la madrugada del pasado domingo, cando Zárate, Pérez y Benítez fueron a bailar a un boliche de Quilmes y el último se fue con su pareja al departamento del ahora denunciado, en Wilde, Avellaneda.

Tras mantener relaciones sexuales, la pareja se durmió y horas después la joven se despertó, según su denuncia, cuando Zárate abusaba de ella en la misma cama que dormía con Benítez.

La denuncia fue ratificada por la chica de 21 años el martes pasado en la UFI 4 de Avellaneda, que ahora investiga si se trató de una abuso sexual agravado, delito que prevé una pena de entre 6 y 15 años de cárcel.

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!