QUIENES SOMOS



Radio Verdad

LA RECTA FINAL DEL DEBATE POR LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN DIPUTADOS

El proyecto de interrupción voluntaria del embarazo reúne 128 votos en contra y 125 a favor. Habría dos abstenciones. Final abierto.

 

Un final verdaderamente dramático es el que se avecina en la Cámara de Diputados. El rechazo a la despenalización del aborto se impone por 128 votos negativos contra 125 afirmativos, a los que se suman dos posibles abstenciones. Cuando faltan horas para la definición, crece la expectativa sobre las bancas vacías.

La tendencia se asentó en contra cuando se confirmó el voto en contra de Facundo Garretón (Pro-Tucumán), una de las últimas incógnitas develadas durante la madrugada. Con su rechazo, sumado al de los formoseños Inés Lotto y Gustavo Fernández Patri -ambos del Frente para la Victoria-PJ-, ganaría la oposición al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

El resultado le ahorraría al titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, la obligación de desempatar. Aunque la posibilidad no se descarta en los pasillos del Congreso, donde brotan especulaciones sobre las ausencias que puedan producirse al momento de votar.

Las abstenciones serían las de la peronista cordobesa Alejandra Vigo -quien adelantó la decisión en su discurso- y el radical puntano José Riccardo, que por estas horas negocia la incorporación de nuevos cambios al dictamen mayoritario a cambio de su voto a favor. De lo contrario, se encamina a seguir los pasos de Vigo.

Esto sin contar al presidente de la Cámara, el macrista Emilio Monzó, que está indeciso y soló votaría para desempatar; y al kirchnerista Julio De Vido, suspendido como legislador. El debate, uno de los más importantes sobre temas sociales desde el retorno de la democracia, comenzó ayer pasadas las 11,30 y se extendería hasta cerca de las 8 de la mañana, cuando se votaría en general.

Ayer, varios diputados que permanecían indecisos definieron su voto. Entre ellos se expresaron a favor de la legalización el diputado massista Ignacio de Mendiguren; el ex gobernador riojano Luis Beder Herrera, que integra el bloque Argentina Federal; el radical Hugo Marcucci y el macrista Alejandro García; además de la macrista Roxana Reyes que mutó de la negativa a la positiva.

Confirmaron su voto en contra los justicialistas Gustavo Saadi, el riojano Danilo Flores; la misionera Verónica Derna y los pampeanos peronistas Melina Delú y Ariel Rauschenberger. El ex rector de la Universidad de San Luis y ex candidato a gobernador de esa provincia, el radical José Riccardo, anunció que se abstendrá. En los primeros minutos de hoy, Mirta Pastoriza se definió a favor y Gustavo Fernández Patri dio claros indicios de que lo haría en contra.

En tanto que fuentes parlamentarias de ambos sectores aseguran que el fueguino macrista Héctor Stefani se pronunciará a favor, y que uno de los diputados que se había expresado en contra revertirá su posición, al menos en la votación en general. Así, los legisladores que permanecen indecisos son la formoseña kirchnerista Ines Lotto; el oficialista misionero Jorge Franco y Alejandra Vigo, de Unión por Córdoba

Al abrir el debate como miembro informante, el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (PRO), que coordinó las audiencias, reiteró su postura a favor de la legalización y dijo que «los cientos de abortos clandestinos que existen en la Argentina son un problema que debemos resolver». Lipovetzky defendió la constitucionalidad del proyecto al afirmar que «no hay ningún artículo de la Constitución que prohíba la despenalización”.

Asimismo, la presidenta de la Comisión de Legislación Penal, Gabriela Burgos (UCR), miembro informante del debate, sostuvo que la discusión «se había silenciado durante muchos años» y cuestionó al kirchnerismo al recordar que «muchos de los que votarán en esta sesión el proyecto para legalizar el aborto «no lo trataron, no quisieron tratarlo» durante su gobierno, expresó.

Desde el FPV-PJ, el ex ministro de Educación del kirchnerismo Daniel Filmus se mostró a favor del proyecto y aseguró que «el movimiento de las mujeres tarde o temprano va a ser que ésto sea legal en la Argentina. Si no lo hacemos cuanto antes, estaremos generando las condiciones para que haya más muertes». Por el Frente Renovador, Carla Pitiot se definió como «una retrógrada con convicciones muy firmes».

Y advirtió que «creer que la voz de las mujeres es una voz única, es tan extremo como cuando a las mujeres no nos dejaban hablar y nos acallaban. A mí no me van a acallar, no me van a decir que soy anti derecho de mujeres, no me van a correr con eso». En tanto, una de las primeras diputada firmantes del proyecto de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la diputada de Libres del Sur Victoria Donda, realizó un enfático discurso.

La legisladora señaló que la discusión es «aborto legal o aborto clandestino». Y advirtió que «quienes votan por el no a la legalización, están votando por el clandestino: los que defienden las dos vidas no defienden las dos vidas, defienden el estatus quo». El diputado del Frente para la Victoria José Luis Gioja se manifestó contra la legalización del aborto al sostener que «el que está concebido para nacer, debe nacer» y pidió «no usar a los pobres”.

Desde la izquierda, Romina del Plá expresó que el Parlamento hoy trata el proyecto de despenalización del aborto como consecuencia de la «gran movilización popular que se está expresando en todo el país», e consideró que «el aborto clandestino es una herramienta de control social». Los encendidos debates eran seguidos desde el exterior por miles de personas, en su mayoría mujeres, que inundaron de verde la plaza del Congreso.

Comentarios en Facebook

Add a Comment

error: Content is protected !!