Locales-El Municipio reconocio “falta de coordinación y atención” durante la contingencia provocada por las lluvias

Daniel Freggiaro, secretario general de la comuna, hizo un balance del trabajo municipal durante la contingencia provocada por las lluvias registradas en la última semana. También se refirió a la reunión mantenida con representantes de la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino (Cosopper).

En el comienzo de la conferencia de prensa el funcionario marcó tres cuestiones: “En primer lugar estamos cerrando un diagnostico interdisciplinario entre todas las áreas municipales que trabajaron durante el período de lluvias que trajo anegamientos en distintos sectores de la ciudad, para ver cuales fueron nuestras virtudes y defectos, que por lo general fueron más defectos que virtudes”.

Como segundo punto señaló que “nos estamos reuniendo con la gente de la Cosopper para compartir este diagnóstico y este análisis”.

Asimismo aclaró que “podemos adelantar que hay tres o cuatro cosas que tenemos que tener siempre presentes cada vez que llueva, más allá de los acuerdos y avances y obras que podamos hacer. La primera es que la población tiene que tener en claro que viviendo en una ciudad cuyo régimen pluviométrico es del orden de los 900 milímetros por año, tenemos el riesgo todos los años de tener una o dos tormentas fuertes que nos descargue en volúmenes importantes de lluvias, que significa como fue el viernes pasado que fue 60 milímetros en 40 minutos fue un problema, porque pensemos que 60 milímetros son 600.000 litros de agua por manzana que cae. Cayo en las manzanas, tiene que correr hacia las calles que es el 10% del total de la manzana y correr hacia el arroyo. Esto significa que quienes vivan en las proximidades del arroyo van a tener procesos de anegamientos ese anegamiento puede ser de 10 centímetros, como puede ser de medio metro, entonces esto es inevitable e inexorable que ocurra, pase lo que pase tengamos las bombas eso va a ocurrir”.

El secretario general advirtió: “Otra cuestión que quedo muy en claro con esta lluvia, que fueron 10 días completos de lluvia, tuvimos por lo menos dos situaciones, una situación en la cual llovió mucho en una parte alta de la cuenca, con lo cual tuvimos una crecida enorme del arroyo, es decir los cinco metros de altura del arroyo significó un record similar al de la inundación del ’95 en términos de agua pasando por el arroyo. Y después tenemos el complemento el día viernes donde tuvimos una lluvia local con un nivel razonable, en los dos casos los lugares que se anegaron rápidamente son Hernández en la confluencia del puente del Bicentenario, la salida del Chú- Chú; el rincón que queda tanto del lado de Kennedy como de Hernández por la Ruta 8; el Barrio 27 de Noviembre y 9 de Julio; el Centro; Belgrano y Güemes, esos son los lugares en donde tenemos que tener previsto como Municipio, como privado que son los lugares que tenemos que estar en el momento que tenemos una lluvia fuerte, porque son los primeros afectados”.

Reunión con Cosopper

“Ayer se realizó un importante encuentro entre autoridades del Ejecutivo Municipal y de la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino (COSOPER) en el cual se evaluó la contingencia provocada por las lluvias registradas en la última semana” dijo al tiempo que comentó las conclusiones del encuentro: “Lo primero que surgió de la reunión es el compromiso ya irrenunciable de seguir gestionando ante quien corresponda, la realización de todas las obras que están previstas, desde la presa a todas las complementarias como son la limpieza de canales, la apertura de conductos, el mantenimiento de la compuertas y una acción más decidida de la Dirección de Hidráulica. Los cursos de agua de la Provincia son jurisdicción de la Provincia y en esto creo que tenemos que trabajar en conjunto en el mantenimiento y en la adecuación de los sistemas pluviales”.

Deficiencias propias

Freggiaro también evaluó el accionar municipal durante los anegamientos: “Nos faltó un poco de coordinación, propia de un equipo que se está ensamblando, en consecuencia todos tuvimos una alta predisposición en salir a trabajar pero nos faltó coordinación, por eso por ahí aparecíamos dos o tres en el mismo lugar y nos olvidábamos de otros lugares, en segundo lugar me parece que nos faltó un poco de atención a estas cuestiones de poner una bomba a funcionar en el momento que tiene que estar, digamos por ahí no solamente la cantidad de agua que uno puede sacar en el momento sino también la oportunidad. Concretamente lo que nos ocurrió con la bomba eléctrica que está a la altura de Azcuénaga, esa bomba está prevista que empiece a funcionar cuando el agua todavía no llego al cordón, por eso tiene un flotador, al estar cortada la electricidad la bomba empezó a funcionar tres horas después lo cual significo que el agua ya acumulada hacia que inevitablemente el lugar se anegara y esto es lo que no nos puede pasar bajo ningún punto de vista. Nosotros habíamos recorrido la bomba el viernes anterior, con la gente de Obras Sanitarias porque es una tarea que regularmente hacemos y el viernes la bomba funcionaba perfectamente bien. El lunes cuando tuvo que funcionar por el corte de energía, sin ninguna duda justificado de la Cooperativa Eléctrica, no arranco. Entonces tenemos que rever”.

Conclusión

 

Por último el funcionario a modo de conclusión dijo: “Yo tengo una impresión, de tipo personal, de que la inundación del 2011 la del 26 de diciembre la cual el sistema fluvial funcionó perfectamente bien llevo a que nos despreocupáramos, en ese sentido decir “esto funciona” y evidentemente había funcionado por eso es que nos falto algo de control para ver que todas las compuertas estuvieran en su lugar y nada más. Porque en realidad el resto fue nada más que exceso de agua, estaba viendo que desde el 1 de febrero hasta el 10 llovió todos los días en Pergamino, el total de lluvia acumulado en ese tiempo fue del orden de los 300 milímetros. Pensemos que el promedio del mes de febrero durante 100 años es del orden de los 140 milímetros, es decir que llovió casi dos veces y medio más solamente en 10 días del mes. Esto significa lisa y llanamente que va a haber agua corriendo por todos lados como lo que nos ocurrió”.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!