Deporte-Anahí Sánchez demolió a Mena y logró su tercer título mundial

21433191_1825631767750144_4316013929200382876_n

El sábado por la noche se impuso por nocaut técnico en el sexto round tras propinarle una dura golpiza a la boxeadora tucumana. Es la tercera corona mundialista que lograr la pergaminense en apenas 19 peleas. (Fotos: La Gaceta de Tucumán).

El sábado por la noche en un estadio colmado, Anahí Sánchez venció por nocaut técnico en la sexta vuelta a la tucumana Cecilia “La Pantera” Mena y se quedó con el título mundial Ligero de la Asociación Mundial de Boxeo. El escenario fue el Club Defensores de Villa Luján en San Miguel de Tucumán y allí la pergaminense no dejó dudas, mostró toda su potencia y demolió a su rival desde el primer minuto de la pelea.
Desde hace algunos meses Anahí y todo su grupo de trabajo, tras las dos presentaciones fallidas en el exterior, decidieron comenzar con un nuevo trabajo de preparación y saltar a la categoría Ligero para que la boxeadora local no tenga que sufrir para dar el peso y además para conseguir mayor potencia en su pegada. Y dicho trabajo comenzó a dar sus frutos. Si bien enfrente tuvo a una pugilista que venía de una larga inactividad, en Tucumán había muchas expectativas porque en su trayectoria Mena solo había perdido una pelea y además contaba con un buen boxeo desde el aspecto técnico y también desde la fortaleza de sus golpes a tal punto que la pergaminense terminó con su ojo izquierdo prácticamente cerrado, pero sin embargo Sánchez fue arrolladora, pegó desde el principio y ganó sin objeciones.
Desde el primer round la  pelea fue de alto voltaje porque Cecilia Mena intentó tomar el rol protagónico pero se encontró con una Anahí Sánchez bien plantada que ya desde el inicio metió manos muy duras en combinación, con ganchos, cross, arriba y abajo En el primer minuto entró un derechazo boleado de la pergaminense que enmudeció a todo el estadio porque fue muy fuerte sin embargo “la pantera” lo asimiló como pudo y llegó al final de la vuelta.
En el segundo todo siguió igual. Mena trató de cruzar alguna mano derecha arriba pero Anahí Sánchez mostró toda su potencia. Todos sus golpes fueron directo al rostro de su rival que empezó a recibir un gran castigo. Esto se repitió en el tercer, cuarto y quinto asalto y a esa altura nadie entendía como Mena seguía en pie. Anahí continuó firme en el centro del cuadrilátero y pegando a discreción por ello en el sexto round tras una golpiza muy dura el árbitro Hernán Guajardo paró la pelea y convocó a los médicos para que revisen a la tucumana que sangraba mucho y correctamente los facultativos pararon el combate y se decretó el nocaut técnico.
Allí Anahí y su equipo de trabajo dieron riendas sueltas al festejo ante un estadio repleto y la boxeadora de nuestra ciudad dejó en claro que está muy bien, fuerte y que otra vez quiere recuperar el camino perdido y volver a los primeros planos internacionales. Mientras tanto escribió un nuevo capítulo histórico dentro del boxeo femenino de Pergamino y nacional porque es la única boxeadora de nuestro país en lograr tres títulos mundiales en distintas categorías. Fue campeona del mundo en categoría Pluma del Federación Internacional Boxeo, campeona mundial Superpluma de la Asociación Mundial y ahora se quedó con la corona en la categoría Ligero de la AMB.

 

Recibimiento en Pergamino

 

Ayer, alrededor de las 20:00, la flamante campeona del mundo fue recibida por autoridades municipales, familiares, amigos y seguidores en la Plaza Miguel Dávila (Plaza Ejercicios). Allí arribó el equipo de trabajado comandado por Juan Antonio “Kanga” Bonet junto a Julián Aristule, Anahí y las hija de amos, Dominique. Sin dudas fue un recibimiento muy afectuoso y merecido para una gran boxeadora que desde la humildad está haciendo historia dentro del boxeo

Fuente Semanario el tiempo

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!