Locales-La residencia Illia fue blanco de un hecho de vandalismo: los integrantes de la familia piden más protección

Img_ppalLa histórica residencia de la familia Illia fue blanco de un nuevo hecho de vandalismo ayer a la madrugada, cuando desconocidos ingresaron al predio de la finca ubicada sobre avenida Rodríguez Jáuregui y provocaron la rotura de vidrios y algunos ornamentos que se encontraban en la galería de la antigua vivienda. 

La histórica residencia de la familia Illia fue blanco de un nuevo hecho de vandalismo ayer a la madrugada, cuando desconocidos ingresaron al predio de la finca ubicada sobre avenida Rodríguez Jáuregui y provocaron la rotura de vidrios y algunos ornamentos que se encontraban en la galería de la antigua vivienda.

Si bien los daños ocasionados recientemente no revisten mayor importancia, el hecho generó gran preocupación y malestar en los miembros de la familia, que advirtieron sobre el valor histórico y patrimonial de la edificación, como así el mobiliario y algunos documentos que pertenecieron al entonces presidente de la República Argentina Arturo Umberto Illia.

Guillermo Illia, descendiente de la ilustre familia de nuestra ciudad y administrador de la histórica finca, explicó que el lunes a la tarde recibieron “una llamada de la compañía de alarma notificándonos que se habían quedado sin alimentación y cuando ingresamos a la casa nos encontramos con la rotura de varios vidrios de la galería”, pese a que los destrozos no fueron cuantitativos, Illia señaló que “la cotidianeidad con que la casa es atacada resulta llamativo. Hace un tiempo sustrajeron las placas de fundición que estaban empotradas en la pared. En otro episodio arrancaron la instalación eléctrica de la galería y hace aproximadamente un mes repusimos 15 vidrios que habían sido rotos”.

En esta oportunidad los vándalos que ingresaron a la vivienda rompieron sólo algunos vidrios, pero la familia decidió poner en conocimiento público el nuevo episodio “ya que es un llamado de atención para todos, porque independientemente de que el inmueble pertenezca a la familia, es parte de la reserva cultural-histórica de la ciudad. En esta casa nacieron el expresidente (Arturo Umberto Illia) y el exintendente (Ernesto Inocencio Illia)”, sostuvo.

La histórica residencia es frecuentemente visitada por gente de afuera, así como historiadores o periodistas interesados en recorrer las instalaciones y observar los muebles, libros y documentos de quien fuera presidente de la República Argentina. En este sentido, Guillermo Illia señaló que “habíamos iniciado una serie de tareas de refacción para ver si podíamos poner un casero para que no esté desprotegida, pero tenemos estos retrocesos continuos”.

Por otra parte, el miembro de la ilustre familia reflexionó sobre la continuidad de los ataques a la vivienda y señaló que “uno llega a pensar que quienes toman esta lógica, tienen algún grado de protección de alguien”. Además agregó que “en los hechos que se registraron de un tiempo a esta parte no hemos tenido noticias de que encontraron a los autores”. Sin embargo, la familia aseguró que “van a seguir con el proyecto de ir mejorando la casa para que pueda ser visitada”.

 

Preservación

Por tratarse de un espacio histórico de la ciudad que aún preserva muchas pertenencias de la familia y documentos del expresidente Arturo Umberto Illia, los descendientes manifestaron su preocupación por la conservación del inmueble. “Yo tengo el mismo temor que mucha gente y por eso utilizo un refrán que dice ‘siempre es tarde cuando se llora’. Es el miedo a que vuelva a repetirse una situación similar al incendio del Museo y Archivo Histórico y cuando se den cuenta, esto haya sido consumido por el fuego o haya sido dañado en forma irreparable. Por eso la idea de darlo a conocer a través de los medios, para poder anticiparnos a lo que pueda ocurrir”.

Por otra parte, los integrantes de la familia, realizaron algunas gestiones para conseguir la preservación y cuidado del espacio. En este sentido Guillermo Illia señaló que “hace aproximadamente un año, por intermedio del Municipio, la Cooperativa Eléctrica colocó tres reflectores que iluminaban el exterior de la casa, pero tiempo después robaron dos y el restante dejó de funcionar”.

Además, el descendiente en una reunión con la secretaria de Gobierno Gabriela Taruselli, le sugirió “la posibilidad de colocar una cámara de seguridad en la zona, pero la propuesta fue en parte descartada por temas de operatividad”.

 

Patrimonio

Para tener noción del patrimonio histórico que conserva la vivienda, Guillermo Illia, explicó que hay “diversos muebles antiguos, entre ellos los que formaban parte de la biblioteca, como así también la cama donde se realizaban los partos. También hay documentos valiosos por los cuales hemos hablado con gente de la biblioteca para conservarlos y ponerlos en condiciones de ser utilizados. Hay cuadernos de cuando Arturo Illia iba al secundario, cartas enviadas por presidentes de otras naciones e incluso está la carta de arrepentimiento del coronel Perlinger, que le escribe pidiéndole disculpas años después del Golpe de Estado. Son cosas que no tienen valor para quien las quiera robar, pero si como patrimonio de la ciudad, parte del cual ya ha sido dañado con el incendio del Museo y Archivo Histórico”.

 

Fuente:La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!