INTERNACIONALES- ALEMANIA -Difunden fotos del sospechoso del ataque y ofrecen recompensa

La Fiscalía Federal alemana identificó este miércoles al sospechoso buscado en relación con el atentado de Berlín como Anis Amri, un tunecino de 24 años, difundió fotos del joven y ofreció una recompensa de hasta 100.000 euros por información que permita su captura.

La policía alemana busca a un «nuevo sospechoso» en relación con el atentado de esta semana en Berlín, un joven tunecino vinculado a extremistas islámicos cuya billetera fue hallada en el camión que embistió una feria de Navidad en la capital, informaron hoy autoridades y medios de Alemania.

La Fiscalía Federal de Alemania identificó al sospechoso como Anis Amri, de 24 años, difundió varias fotografías de él y ofreció una recompensa de hasta 100.000 euros por cualquier información que conduzca a su captura.

En un comunicado, la Fiscalía describió a Amri como de altura y peso estándar, de pelo negro y ojos marrones, dijo que posiblemente estaba armado y era peligroso y urgió a la gente a notificar a la policía de inmediato si lo veía.

«Si ven a la persona buscada, avisen a la policía. No se pongan en peligro, ya que puede ser peligroso y estar armado», subrayó la Fiscalía en el comunicado.

Más temprano, el ministro del Interior, Thomas de Maiziere, dijo a periodistas que el «nuevo sospechoso» era buscado con una orden de captura europea y aclaró que no se trataba necesariamente del autor del ataque, que dejó 12 muertos y 48 heridos y que fue reivindicado por el grupo islamista Estado Islámico (EI).

La orden de detención europea, hecha pública por medios alemanes, dice que Amri ha usado seis alias distintos y tres nacionalidades diferentes: tunecina, egipcia y libanesa.

Más tarde, la Policía tunesina identificó la foto difundida por las autoridades alemanas como Amri, un ciudadano de su país, el 22 de diciembre de 1992. Según sus registros, vivió un tiempo en Oueslatía, en la provincia de Qairaouán, en el centro de Túnez, publicó el diario online Kapitalis.

Desde Berlín, De Maiziere, un diputado oficialista, también explicó que la billetera del sospechoso fue hallada en el camión usado para el ataque contra la feria navideña en la céntrica y emblemática en Breitscheidplatz, cerca de la Iglesia Memorial Emperador Guillermo.

«Hay un nuevo sospechoso y está siendo buscado», dijo de Maiziere horas antes de que la Fiscalía lo identificara, al término de una reunión extraordinaria de la comisión de Interior de la Cámara baja del Parlamento alemán en la que investigadores informaron a los legisladores sobre la marcha de las pesquisas.

«Pero es un sospechoso, lo cual no quiere decir necesariamente que sea el autor. Seguiremos todas las pistas. Este sospechoso es buscado con orden de captura en Alemania y Europa desde la medianoche», precisó el ministro, informó la agencia de noticias alemana DPA.

El diputado conservador Stephan Mayer, de la gobernante Unión Cristiano Demócrata (CDU), dijo después en la misma rueda de prensa que las autoridades creían que el sospechoso tenía lazos con el islamismo radical.

Mayer agregó que su billetera fue hallada dentro de la cabina del camión con el que se cometió el atentado y que al parecer el joven debía ser deportado de Alemania a principios del corriente año.

La orden de detención europea dijo que Amri nació en la ciudad de Ghaza, Túnez.

Los medios agregaron que en el suelo de la cabina del camión se halló un documento del sospechoso, y que éste fue emitido por la ciudad de Cléveris, en el estado de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste de Alemania.

El ministro del Interior de ese estado, Ralf Jaeger, dijo hoy que el sospechoso había sido considerado una amenaza potencial por las autoridades federales y por lo tanto estaba siendo investigado por su presunta implicación en un delito grave contra la seguridad del Estado.

«Los organismos de seguridad intercambiaron información sobre esta persona en el centro antiterrorista conjunto, por última vez en noviembre», declaró.

Jaeger dijo también que la policía del estado había iniciado procedimientos contra el hombre ante la sospecha de que se estaba preparando para cometer un crimen.

Y agregó que las autoridades alemanas rechazaron su solicitud de asilo en julio pasado.

Según DPA, el hombre estaba aún en el país con un estatus de «tolerado», que significa que temporalmente está suspendida la expulsión de la persona debido a que carece de papeles, está enferma o al hecho de que podría ser perseguida en su país si es deportada.

La cadena de noticias CNN, que citó a fuentes de seguridad, dijo que el sospechoso fue arrestado en agosto y luego liberado, y que estaba en conexión con una red del EI de reclutamiento de milicianos.

Un portavoz del Ministerio del Interior dijo que 459 personas son consideradas potenciales «terroristas» en Alemania. No todas se encuentran en el país, muchas están en el extranjero. La mayoría son islamistas que viven en grandes ciudades, indican cifras de la policía criminal alemana.

Un paquistaní detenido poco después del ataque fue liberado ayer por falta de pruebas en su contra.

Poco después, la agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, dijo que el autor del atentado en Berlín era un «soldado» del grupo islamista radical y que había actuado siguiendo sus exhortaciones a cometer ataques contra los países occidentales que atacan a la organización en Siria e Irak.

Hasta ahora, las autoridades alemanas han identificado a siete de las víctimas mortales por el atentado en Berlín, seis alemanes y un polaco que era el chofer del camión usado para el ataque.

El polaco, Lukasz Urban, apareció muerto en la cabina del camión con heridas cortantes y disparos.

Hoy, el diario alemán Bild afirmó que el conductor polaco aún estaba vivo en el momento del ataque y que los investigadores hablan de signos de lucha.

Según DPA, al hombre le dispararon con un arma de pequeño calibre, que aún no ha sido encontrada.

Fuente: télam

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!