Locales-Violentan la caja fuerte de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos

Delincuentes violentaron una abertura de la sede social de Florida 906 y con herramientas específicas abrieron el cofre de seguridad, apoderándose del efectivo. El episodio se produjo entre el sábado y el domingo y fue descubierto el lunes a la mañana.

La Sociedad Italiana de Socorros Mutuos fue blanco de un nuevo hecho delictivo ocurrido durante el fin de semana, mientras la sede social de Florida 906 se encontraba cerrada, oportunidad en la que delincuentes ingresaron a las instalaciones luego de violentar una ventana y se apoderaron del dinero que había en la caja fuerte.

El episodio, que trascendió en las últimas horas, se produjo entre el sábado y el domingo pasado y fue descubierto el lunes a la mañana por el personal administrativo del lugar, que se encontraron con el desorden provocado por los delincuentes, el faltante del dinero y la rotura en una de las aberturas.

Los delincuentes utilizaron herramientas específicas para abrir la caja fuerte de la entidad, en la que no habría mucho efectivo, ya que la Sociedad no acostumbra a manejar sumas grandes de dinero. También se apropiaron de algunos electrodomésticos que había en la sede y luego escaparon por el mismo lugar que habían ingresado, sin que nadie notara su presencia.

El mismo lunes se realizaron allanamientos en distintos sectores de la ciudad y si bien no hubo detenciones, los investigadores secuestraron elementos que podrían ser útiles para continuar con la causa.

 

Antecedentes

La institución de socorros mutuos había sido damnificada en dos oportunidades en 2011 y ambos casos fueron con la modalidad de robo a mano armada.

El primero sucedió el 29 de mayo alrededor de las 10:00, cuando dos sujetos armados irrumpieron en la sede y bajo amenazas redujeron a la única persona que se encontraba en el lugar. Los asaltantes, que llevaban cascos de motociclista para evitar ser reconocidos, ataron a la víctima y la dejaron encerrada en un baño, para luego escapar con el dinero que encontraron en una de las oficinas.

El segundo hecho sucedió el 2 de noviembre de ese mismo año, aproximadamente a la misma hora y fue cometido por un sólo delincuente que portaba un arma de fuego y llevaba anteojos oscuros que cubrían parte de su rostro. Sin embargo, como en la institución no se manejan grandes cifras de dinero, el individuo debió conformarse con lo que había en la caja registradora.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!