Locales-“Mimí está felíz, se ríe sola y cuando le preguntan dice ‘me voy a casa’”

mimi

La que lo cuenta es la Doctora Patricia Raimundo, médica psiquiatra de la Sala de Salud Mental. La responsable de que Mimí tenga DNI después de 38 años y de darle el alta a 26 internos. La profesional se emocionó en una entrevista con Radio UNO al recordar la historia de la pampeana, y de Mario, de quién espera con ansias la misma resolución.

“Estoy muy feliz por ella y por Mario. A pesar de lo doloroso que es todo, pudimos encontrar a la familia de ésta mujer que anhela ir a La Pampa y estar con su familia. Se lo repite todo el tiempo a las enfermeras que están con ella hace tantos años.” comenzó conmovida en su relato la Doctora Raimundo.

Cuando Patricia Raimundo dice “a pesar de lo doloroso que es todo” hace referencia a un pasado y a un presente. El pasado ya es una historia conocida por todos, hasta los medios nacionales más importantes se hicieron eco de la vida de Mimí.

Nota relacionada:MIMÍ ENCUENTRA A SU FAMILIA LUEGO DE 38 AÑOS

“Mimí tiene un curador y un defensor, porque cuando están adentro de los hospitales tanto tiempo pasan por un juzgado, así que vía judicial se tendrá que terminar el trámite de ANSES para que ella pueda tener el depósito, que tenía que haber sido el mes pasado, para que pueda tener PAMI y que su familia la pueda llevar, porque Mimí necesita cuidados específicos de geriatría” relató la médica psiquiatra.

-¿Cuál es la función específica del curador y del defensor?

-Cuando te encontrás con un paciente que no tiene familia, le avisas al juzgado y ahí toma intervención la justicia. Ahí hay un defensor que tiene que averiguar quién es la familia, quien está a cargo…

-Si, que en este caso no averiguaron mucho…

-(interrumpe) Bueno, ahí tendrías que ir a la defensoría y preguntarles. Nosotros nos ocupamos desde la salud y tenemos que tratar los elementos necesarios para que el paciente se re vincule.

¿Qué es un curador?
En el sistema jurídico argentino es quien se ocupa de los adultos declarados incapaces a causa de su demencia u otros motivos; el tema es detalladamente tratado en el Código Civil, que establece un orden según el parentesco. Ese pariente será quien cuidara de la persona y de los bienes del insano. Si no hubiese parientes, aparecen entonces los curadores oficiales.Esto es, en muy grandes trazos, una descripción de la curatela legal.

En el caso de Mimí, Eduardo Junoy, Curador General de Pergamino y San Nicolás, es quién debía encargarse de averiguar sobre la familia de la pampeana. Quizás ahora quiera ayudar con Mario.

 

Respecto al inicio de la relación con Mimí, Raimundo recordó que “la conocimos todos caminando por el barrio, pero yo hace dos años pase a la sala de psiquiatría de este Hospital, y ahí me fui encontrando con varias personas, entre ellas Mimí. Dimos 26 altas trabajando en conjunto con las chicas de servicio social que son fantásticas. Muchos no tenían siquiera documentación, fuimos consiguiéndolas y dando altas”.

“La familia viene a fin de mes a buscarla a fin de mes. Ella está feliz, se ríe sola y cuando la enfermera le pregunta Mimí le dice ‘me voy a mi casa’”

De todas maneras, y a pesar de la felicidad, Patricia sabe que aún falta, y no se olvida del otro paciente histórico del pabellón: “Había gente dentro del pabellón que hacía 10 años que estaba, otros 17, otros 8, otros 10. Solo no se pudo dar el alta de Mario, que está sin documentos. Él pertenecía al juzgado de San Nicolás y este año pasó a Pergamino. Me encantaría que pase algo similar con él, que dice ser de Lanús, ojalá podamos encontrar a su familia.”

Nota relacionada: MIMÍ ENCUENTRA A SU FAMILIA LUEGO DE 38 AÑOS

La nueva Ley de Salud Mental hace hincapié en la libertad del individuo, en que los profesionales trabajen para que el paciente tenga la mayor capacidad de decisión y que las internaciones sean una cuestión de última necesidad y en un caso de agudos. “Tendría que haber talleres, hospitales de día y casas a medio camino para que el paciente pueda hacer tratamientos por fuera de lo que es la atención hospitalaria, porque el Hospital es segundo nivel de atención para que el recurso sea bien utilizado” comenta la médica psiquiatra que tiene una nutrida formación en salud mental, trabajando incluso varios años en el Hospital Borda y agrega “Por eso el Hospital de Día es tan importante, porque trabaja con el paciente para ayudarlo en su inserción social y desarrollo de habilidades, pero acá todavía está presentado como proyecto, fue presentado por un residente que hoy ya es psicólogo de planta, pero ahí hay una asistente social que está ad honorem por ejemplo. Ahí tienen algo importante para ocuparse nuestros representantes.”

 

Respecto a la posibilidad de un retroceso en el paciente por mudar su internación de un lugar conocido hace 38 años a uno nuevo, la médica fue categórica en su respuesta “Eso es un mito. Mi ex jefa me dijo “Mimí se puede morir si la trasladan” y yo le dije que nadie se muere por un traslado, ella está anhelando irse.” 

Por último, para finalizar la entrevista, se le pidió a Raimundo que nombre a las enfermeras que día a día se han encargado de Mimí y Mario (y de tantos otros pacientes) brindando cuidados, pero sobretodo amor: “Ay, esto no se hace, temo olvidarme de alguien, pero lo voy a intentar. Hay dos Ritas, también están Rosa, Andrea, Luján, Ida, Pedro, Betty, Marta, Graciela, mucha gente muy linda. Ellos los quieren desde el alma a los pacientes. Son personas maravillosas que dejan familias de lado por momentos, hijos, ponen cosas personales, se van angustiadas si alguno está mal y todo esto con sueldos muy bajos. Algunas se rompieron la columna, otras los brazos, acá hay problemas de seguridad también, a la noche están solas, y ellas siguen y siguen.”

Fuente:Primera Plana

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!