Locales – Caso «Gutierrez» ,como sigue la investigación.

El juez Julio Caturla le dictó la detención al hijo del  jefe  comunal ,el sábado, por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Está preso en la Comisaría Primera junto al otro mayor (de 22 años) involucrado y los menores (de 16 y 17 años) fueron derivados a un Centro de La Plata. Los defensores pedirán el cambio de calificación y la excarcelación ordinaria de los detenidos.

El hijo del intendente Héctor Gutiérrez sigue preso involucrado en una causa por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, al ser interceptado en un procedimiento policial donde incautaron casi dos kilos de marihuana y una balanza digital, el sábado a la medianoche. La investigación judicial está cargo de la Fiscalía del fuero de responsabilidad Juvenil que desde el comienzo de la instrucción encabeza el fiscal Pablo Santamarina, porque entre los aprehendidos hay dos menores de edad. El juez Julio Caturla ordenó la detención de los cuatro jóvenes involucrados, porque el estado de sospecha es sobre la totalidad, hasta que se aclare con la declaración de alguno y las pericias sobre los teléfonos. El abogado penalista Rodolfo Migliaro defende al hijo del jefe comunal y su colega Aquilino Giacomelli tiene la defensa del joven de 22 años. Los letrados ya tuvieron acceso al expediente judicial y tras reunirse con los padres de los jóvenes han adelantado que en el día hoy pedirán la liberación de sus defendidos. Ambos requerirán cambio de califcación legal de la causa y la excarcelación ordinaria de los dos mayores. La carátula actual sólo admite la excarcelación extraordinaria por la gravedad de lo que le adjudican. La estrategia de defensa se basa en la hipótesis que la droga secuestrada no pertenecía ni al hijo del máximo mandatario local , ni a los demás ocupantes del rodado ya que además de los dos ladrillos y medio de marihuana que pesaban 1.950 gramos y la balanza digital, estaba el documento de identidad del menor de 16 años. El episodio surge tras el alerta que le generó a un uniformado que manejaba un patrullero de cuadrícula sobre las miradas sospechosas que hacía un joven que estaba parado al lado de un auto en inmediaciones de Colombia y San Luis. El efectivo policial le llamó la atención esa actitud extraña y dio la vuelta manzana. Al estacionar detrás del Peugeot 206 negro donde se encontraban los jóvenes el muchacho que estaba parado introdujo una mochila en el habitáculo y corrió hacia su casa cercana. El automóvil escapó a gran velocidad y el uniformado irradió el alerta y guió a los patrulleros sobre el destino que tomaban los sospechosos. Finalmente el dispositivo cerrojo montado por los uniformados dio su fruto y los interceptaron en inmediaciones de avenida Marcelino Ugarte y Bolivia. En la huida se descartaron del bolso. Unos jóvenes que caminaban circunstancialmente por el lugar vieron cómo arrojaron la mochila y se la acercaron a la Policía. El fiscal Santamarina le tomó declaración testimonial a estos jóvenes que contaron que al ver el contenido del bolso se lo acercaron de inmediato a los uniformados. En la fiscalía establecieron que ninguno de los involucrados contaba con antecedentes penales al momento de la interceptación. La instrucción de la Fiscalía incautó los teléfonos celulares de los cuatro implicados, los apagaron, los cerraron en bolsas lacradas que han remitido a la asesoría pericial para que analice los archivos de agenda, audio, imagen y texto almacenados y que desde el Juzgado Correccional desgraven los mensajes de textos y las llamadas entrantes y salientes previas al procedimiento. Las fuentes allegadas a la investigación aseguran que serán determinantes los resultados que arrojen estas pericias para establecer las responsabilidades de cada uno en el episodio que se investiga. Las actuaciones actuales no cuentan con la versión de los involucrados que se han amparado en su derecho constitucional de no declarar contra sí mismos en la indagatoria encabezada por el fiscal Pablo Santamarina y el instructor judicial Pablo Ferreira. Esto los pone en un mismo nivel de sospecha porque no está claro en que circunstancias estaban en ese lugar con esa gran cantidad de drogas. La parte más complicada es la del menor de todos porque habría introducido la mochila en el auto y sería de su propiedad porque el documento sería el suyo

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!