Locales-Joven quemada fue derivada a un centro especializado y el chico baleado se recupera

Ambos continúan internados en diferentes establecimientos de salud; la mujer sigue en estado delicado en un instituto de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que el muchacho está alojado en observación en el Hospital San José. 

La joven de 25 años que el viernes pasado intentó quitarse la vida rociándose con alcohol y prendiéndose fuego, se encuentra internada en un centro de salud especializado de la Ciudad de Buenos Aires, al que fue derivada desde el Hospital San José, donde había sido atendida de urgencia.

En tanto que el chico de 25 años, baleado el martes en un horno de ladrillos del barrio Jorge Newbery, continúa internado en el nosocomio local, recuperándose de las lesiones internas que le produjo el proyectil.

 

Quemada

En la jornada de ayer, fuentes policiales consultadas sobre el estado de salud de la joven que había intentado quemarse “a lo Bonzo”, indicaron que si bien el estado de salud era bastante delicado, la misma evidenció una leve mejoría y por eso se decidió trasladarla al Instituto del Quemado.

La joven presenta graves quemaduras en un 70 por ciento de su cuerpo y al cierre de esta edición se encontraba bajo el cuidado de profesionales médicos del centro de salud porteño.

El caso se produjo el viernes a la mañana en una vivienda de calle Corrientes al 1600, donde la mujer vivía con sus dos hijos de muy corta edad. El motivo que la llevó a tomar esa decisión habría sido la separación de su pareja y padre de los hijos.

 

Baleado

Por otra parte, con respecto al estado de salud del joven baleado, la misma fuente indicó que continúa internado en observación, recuperándose de las lesiones en el Hospital San José.

El caso sucedió cerca de las 9:00 del martes, en inmediaciones de calles Mandarino y Artigas, donde en una distancia de 150 metros se encuentra ubicados dos hornos de ladrillos. Por el hecho fue detenido horas más tarde un expatrón de la víctima, quien le habría pagado por adelantado un trabajo y este, sin cumplir con lo acordado, comenzó a trabajar en el otro, motivo por el cual le disparó.

El proyectil impactó en la espalda de la víctima, con orificio de entrada en la zona dorsal y de salida en la región abdominal.

En el centro de salud se determinó que las lesiones, pese a la gravedad del caso, son de carácter leves, ya que no dañó órganos internos.

 

Fuente:La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!