La presidenta será operada este martes en la Fundación Favaloro

Cristina Kirchner ingresó este lunes cerca del mediodía al centro médico donde quedó «internada para su preparación y estudios cardiovasculares prequirúrgicos», según un parte de la entidad. La intervención será en horas de la mañana

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner será sometida este martes en horas de la mañana a una intervención quirúrgica en la Fundación Favaloro, según informó un comunicado de la entidad luego del reposo iniciado por la mandataria a raíz de un hematoma en la cabeza.

«En el día de la fecha, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, fue internada nuevamente en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, para su preparación y estudios cardiovasculares pre quirúrgicos», informaron desde el centro médico.

«La inicial propuesta de reposo y observación indicada el día sábado 5 de octubre pasado, con fundamento en el hematoma subdural crónico diagnosticado, debió ser modificada debido a que la presidenta presentó en el día de ayer, domingo 6 de octubre a las 19.30 horas una sensación de hormigueo en su brazo izquierdo», detallaron.

«Ante tal sintomatología nuestro equipo se constituyó en la residencia de Olivos a los efectos de proceder al examen físico-neurológico constatando una transitoria y leve pérdida de la fuerza muscular del mismo miembro superior», continuó el comunicado.

La presidenta había ingresado este lunes a la Fundación Favaloro, donde los médicos acondicionaron una habitación y una sala especial para atenderla.

La cirugía será este martes en horas de la mañana para realizar un drenaje del hematoma en la zona del cráneo que la afecta.

Cristina ingresó a la fundación, proveniente de la residencia de Olivos en un auto oficial marca Audi, el mismo en el que se la vio el sábado. Estaba custodiada por otros tres coches y una moto. Según trascendió, acudió allí porque volvió a tener fuertes dolores de cabeza en las últimas horas.

La jefa de Estado llegó a la clínica del barrio porteño de Montserrat acompañada por sus hijos. Accedió por una de las puertas ubicada sobre la calle Venezuela y sentada en el asiento del acompañante.

En el camino, saludó a vecinos de la zona que se acercaron por el amplio movimiento que se produjo. «Fuerza, Presidenta, fuerza», le gritaron. Las guardias periodísticas ya habían alterado la fisonomía habitual de la zona.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!