Locales- Cuatro detenido por el crimen del «tranza»

Dos de los imputados son menores de edad y uno de estos es una adolescente de 17 años, con quien la víctima habría pactado una cita en el lugar donde fue asesinado. El caso está envuelto en una compleja trama de acciones que están por fuera de la ley y si bien el móvil no está determinado, la mecánica del hecho ya estaría esclarecida.

Cuatro jóvenes fueron aprehendidos por el homicidio de Claudio Marcelo Isea (42), alias “Cali”, ocurrido el lunes a la madrugada en calle Joaquín Menéndez, entre Vergara Campos y Zeballos.

Dos de los imputados son menores de edad y uno de estos es una adolescente de 17 años, la cual habría tenido una participación importante en la emboscada que terminó con la muerte de Isea, quien a su vez era poseedor de un frondoso prontuario delictivo.

Las detenciones se concretaron el mismo lunes en el marco de dos allanamientos en viviendas de los barrios Centenario y José Hernández, donde en este último también fue secuestrado un revólver calibre 32, que sería el arma homicida.

El autor del disparo mortal habría sido uno de los dos jóvenes mayores de edad, el mismo sujeto que hace menos de un mes había sido reducido por los habitantes de una vivienda a la que había entrado a robar. En esa oportunidad el delincuente accionó el arma varias veces pero los disparos no salieron y terminó siendo reducido por las víctimas.

Ajuste de cuentas

El crimen de Isea está envuelto en una compleja trama de acciones que están por fuera de la ley. La víctima es una persona que había pasado varios años de su vida en prisión y algunos de los individuos imputados tienen amplios antecedentes delictivos.

En este contexto los investigadores están tratando de determinar cuál fue el móvil del crimen, pero la mecánica del hecho ya estaría esclarecida.

Según trascendió, la menor de 17 años, quien conocería a la víctima, habría pactado un encuentro frente al santuario del Gauchito Gil y alrededor de las 5:00 la adolescente lo esperó en el lugar indicado. Sin embargo, cuando Isea llegó al encuentro, aparecieron en escena los tres jóvenes masculinos, uno de los cuales portaba un revólver con el que lo asesinó de un disparo en el rostro.

Los agresores escaparon rápidamente del lugar, mientras que el cuerpo de Isea quedó tendido sobre calle Joaquín Menéndez.

 

Investigación

Una rápida labor investigativa desarrollada por agentes de la fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, a cargo del doctor Horacio Oldani y personal de la Dirección Departamental de Investigaciones, que conduce el comisario mayor Miguel Angel Ostoich, permitió la aprehensión de cuatro personas involucradas en el crimen y el secuestro del arma que habría sido utilizada para ultimar a la víctima.

Los dos imputados menores de edad fueron aprehendidos en un domicilio del barrio José Hernández, propiedad de un familiar de la menor, en donde también fue secuestrado el revólver calibre 32. En tanto en una vivienda del barrio Centenario fueron capturados horas más tarde los dos jóvenes mayores de edad.

Por el momento los cuatro están acusados de “homicidio agravado por uso de arma de fuego”, pero el autor del disparo habría sido uno de los mayores. Esta persona es la misma que el 9 de septiembre ingresó a robar a una casa e intentó dispararle a una de las víctimas, pero al no salir los disparos fue reducido y detenido. El joven tiene 23 años y posee además dos sentencias condenatorias anteriores, pero el juez de garantías no le otorgó la prisión preventiva y este peligroso delincuente recobró la libertad a los pocos días.

Cabe señalar que en la operación de autopsia se extrajo del cuerpo de Isea un proyectil calibre 32 que sería compatible con el arma secuestrada en uno de los allanamientos.

 

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!