Locales-Allanamientos simultáneos por la venta de celulares robados

6203_987196948008455_3007345819097856800_n

El fiscal Nelson Mastorchio encabezó seis allanamientos en casas particulares y comercios de nuestra ciudad, San Justo y Conesa donde operaría una banda dedicada a desbloquear teléfonos móviles de alta gama de presunta procedencia ilítica para venderlos

 

El martes a la mañana una gran cantidad de efectivos policiales de fuerzas provinciales participaron de seis allanamientos simultáneos ordenados por el juez Julio Caturla en el marco de una investigación por la adulteración de teléfonos celulares robados para volver a ingresarlo al mercado.

El fiscal Nelson Mastorchio encabeza la investigación y el martes ha estado al frente del mega operativo que se ha realizado en viviendas y locales de nuestra ciudad, San Justo y Conesa.

La Policìa de Investigaciones iniciò la pesquisa hace seis meses hace seis meses por una serie de indicios que se generaron por pesquisas de casos de robos de celulares. A los detectives policiales varias pistas lo llevaban a determinados comercios cèntricos dedicados a la venta y liberaciòn de celulares.

La Fiscalìa 3 tomò a su cargo la instrucciòn una vez que individualizaron a quienes estarìan tras estas maniobras de desbloquear o liberar los telèfonos mòviles para comercializarlos.

El Ministerio Pùblico Fiscal le dio trascendencia a esta investigaciòn penal porque era el primer paso para seguir el recorrido de los telèfonos robados en los episodios delictivos en la vìa pùblica. Por ese motivo, asignaron recursos y personal para desarrollar las escuchas telefònicas y los distintos seguimientos a los sujetos que aparecìan sospechados de responsables de este ardid.

El gran dispositivo que permite la maniobra ilegal de lograr adulterar el telèfono mòvil robado en un celular que vuelva al mercado es la denominada: caja. A travès de este pequeño aparato, que cuesta 1.500 dòlares, es posible adulterar el código identificatorio de cada teléfono móvil (Imei). Una vez que el celular pasa por el escaner de esta máquina se puede agregar un número identificatorio de forma externa y ya no es posible localizar el aparato por la empresa proveedora del servicio de telefonía y quien adquiera el producto ya puede utilizarlo con el chip de cualquier proveedor de comunicaciones móviles.

Las personas que se dedican a estas maniobras necesitan una caja por cada marca de celular para desbloquear los dispositvos móviles de diferentes fabricantes.

Como resultado de los seis procedimientos del martes, incautaron catorces dispositivos de estas características.

Es por esta gran cantidad aparatos secuestrados que los encargados de la investigación judicial lo consideraron un éxito.

Además, incautaron 150 teléfonos móviles, en su mayoría de alta gama.

Los allanamientos se realizaron en distintos domicilios particulares de Merced al 300 y San Nicolás al 300, en nuestra ciudad. Y en Conesa en Lavalle al 400. Y locales comerciales de San Nicolás al 300; Avenida de Mayo al 100; y de San Justo (partido de La Matanza), en Arieta al 2.900.

La instrucción judicial tiene bajo la mira a tres sujetos como líderes de las maniobras ilícitas y, en base a la cantidad de elementos probatorios, el expediente podría pasar a la Justicia Federal porque la acusación es por violación a la Ley 25.891 de comunicaciones móviles.

Desde muy temprano, en horas de la madrugada, se concentraron los patrulleros y efectivos policiales de distintas dependencias de las fuerzas de seguridad provinciales y nacionales. El gran despliegue de uniformados estuvo integrado por 16 móviles del CPR con cuatro agentes cada uno; la totalidad del grupo operativo de la CDI (Policía de Investigaciones) y veinte funcionarios de la Superintendencia de Delitos Tecnológicos de la Policía Federal.

Los funcionarios judiciales que participaron de todos los allanamientos son: Sebastián Labbate, Juan Martín Fontana y Romina Caniglia -de la UFI 3; Juan Tomás Godoy (UFI 2) y Andrés Macchiavello (UFI 8).

Según trascendió de altas fuentes de la Fiscalía General, a cargo de Mario Daniel Gómez, este tipo de procedimientos en locales sospechados de reducir aparatos de telefonía móviles de procedencia ilícita se van a reiterar periódicamente para desanimar el robo de celulares en la vía pública.

Semanario El Tiempo

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!