Liberan al psicólogo acusado de ser el violador serial de Villa Urquiza

La decisión fue tomada por el juez de instrucción porteño Ricardo Farías, quien decidió dictarle la falta de mérito al no encontrar coincidencias entre su ADN y los analizados en los casos de las violaciones. Berni lo había calificado de «psicópata, manipulador y de tener rasgos de seductor».

El psicólogo que había sido detenido el 1 de septiembre último como sospechoso de ser el violador de Villa Urquiza fue liberado por falta de mérito por el juez de instrucción porteño Ricardo Farías, confirmaron fuentes judiciales.

Se trata de Marcelo González Calderón, a quien el juez debió dictarle la falta de mérito al no hallar coincidencias entre su ADN y los analizados en los casos de las violaciones y luego de que no dieran positivos los reconocimientos a los que fue sometido en sede judicial. No obstante, continuará vinculado a la causa.

El secretario de seguridad de la Nación, Sergio Berni, había anunciado que estaban convencidos sobre su responsabilidad en los casos investigados. «Era la persona que estábamos buscando», había dicho el funcionario respecto al imputado, a quien además calificó de «psicópata, manipulador y de tener rasgos de seductor».

Los voceros explicaron que sobre los elementos hallados en la casa del acusado durante un allanamiento al departamento del cuarto piso «C» de un edificio situado en avenida Córdoba al 3000, de Recoleta, entre ellos una computadora Assus, la víctima que inicialmente había reconocido por fotos la máquina, descartó que fuera la suya al serle exhibida.

Finalmente, respecto de una huella del sospechoso encontrada en un comercio de Villa Urquiza, donde una de las víctima fue violada, tampoco se halló una coincidencia del cien por ciento con la de González Calderón.

El sospechoso, Marcelo González Calderón, fue detenido por la madrugada del primer sábado del mes ante la denuncia formulada por una víctima, quien afirmó haberlo reconocido como el responsable del abuso que había sufrido recientemente.

Berni ordenó asignar 17 brigadas, cada una de cuatro efectivos especializados en delitos contra la integridad sexual, para profundizar determinadas líneas de la pesquisa, ante los nuevos resultados de laboratorio químico y los análisis de otros rastros recogidos por detectives de la Policía Federal.

Ante ello la Policía Federal informó que reforzó los dispositivos de seguridad dedicados al esclarecimiento de las seis violaciones recientemente cometidas en la Ciudad de Buenos Aires y que son investigadas por el juez Ricardo Farías.

Fuentes policiales confirmaron que la investigación en curso progresa sobre otras hipótesis que estaban siendo atendidas por el juez interviniente, de manera independiente a las que fueron tratadas por las áreas científicas de la PFA hasta el momento.

Télam

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!