QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Condenarán a cuatro involucrados en un doble homicidio

Hoy al mediodía el Tribunal en lo Criminal N° 1 dará a conocer la condena contra cuatro personas acusadas de participar de un ataque con armas a los hermanos Diego y Rubén Ortega en noviembre de 2010.

Hoy al mediodía el Tribunal en lo Criminal N° 1 dará a conocer la sentencia por el doble crimen de los hermanos Diego y Rubén Ortega, ocurrido en noviembre de 2010. La ficalía requirió la pena a 13 años de prisión a los principales acusados por el doble homicidio y el abogado defensor requirió una atenuación de la califcación legal. El veredicto se sabe por adelantado que será condenatorio porque durante el transcurso del juicio oral los acusados Omar Antonio Radaelli, de 23 años y su padre, Omar Eduardo Radaelli, de 46 años, admitieron la culpabilidad en el ataque con armas del 13 de noviembre de ese año frente a la vivienda de las víctimas de Sabino al 1.600. Además, la resolución de los jueces será trascendental para establecer un monto de conde- na para Sergio Alberto Espejo Medina (22), quien no estuvo en el debate oral porque acordó un juicio abreviado tiempo antes de la celebración de la audiencia. Los Radaelli (padre e hijo) y Espejo se encuentran presos en un penal de Junín desde las horas posteriores al fallecimiento de las víctimas y desde su lugar de reclusión escucharán el resultado del veredicto de los jueces Guillermo Burrone, Danilo Cuestas y Miguel Angel Gaspari porque no estarán presentes para escuchar el fallo este mediodía. En la lectura del veredicto estarán presentes el fiscal Pablo Santamarina, el secretario de la Fiscalía N° 3, Francisco Furnari y el abogado que interviene como particular damnificado de los familiares de Ortega, Hugo Gercovich; todos por parte de la acusación. En tanto, el abogado Aquilino Giacomelli escuchará atento desde su lugar de defensor. El fiscal Pablo Santamarina en sus alegatos requirió un alto monto de pena por considerar Radaelli padre e hijos como dos de los cinco atacantes junto a Espejo, un menor de 14 años inimputable y otro sujeto des- conocido; quienes concurrieron en banda y armados en un vehículo a la casa de los Ortega y le dispararon a los dos hermanos. En tanto, el abogado Aquilino Giacomelli, planteó la posible falta de pruebas para establecer la participación de sus defendi- dos en la comisión de algunos de los delitos que se le imputa- ron y por ese motivo al concluir sus alegatos les requirió a los jueces que en el caso de hallarlos culpables deberían condenarlo por una calificación menor a la propuesta por la acusación. El hecho El sábado 13 de noviembre de 2010 a las 19:30 a la vivienda de los Ortega, en Sabino 1661, arri- baron cinco sujetos descendieron de un Ford Escort y dispararon contra el frente de la finca donde se encontraban los hermanos Diego David (Pichi) y Rubén Horacio (Machipo) Ortega. Las dos víctimas fueron derivadas de inmediato por una ambulancia de Medicar al Ho- pital “San José”, donde falleció seis días después (el viernes 19 de noviembre) Diego David y Rubén Horacio por los cinco disparos recibidos falleció el lunes 29 de noviembre. Los agresores, tras el ataque, escaparon en el auto y la investigación policial y judicial determinó la participación de: Omar Antonio Radaelli, alias Pichón de 23 años y su padre, Omar Eduardo Radaelli, alias Nito de 46 años, entre otros sujetos que tuvieron distintas responsabilidades y hoy no van a juicio por distintos benefcios obtenidos durante el proceso. Por ejemplo, Sergio Alberto Espejo Medina, alias Negro (22) estuvo procesado como uno de los que participaron del ataque pero accedió a un juicio abreviado y acordó una pena con la fiscalía y los integrantes del Tribunal. En la vivienda de los Radaelli, en el barrio Kennedy, secuestraron un revólver calibre 38 dentro de la morada habitada por el joven. Los testigos le permitieron a los investigadores reconstruir el momento del ataque a los dos jóvenes Ortega quienes se encontraban en el perímetro de la casa porque al menos uno de ellos estaba con pulsera de monitoreo cumpliendo un arresto domiciliario. En la vereda se encontraba Rubén Ortega, quien habría des- apoderado del arma al atacante, presuntamente el padre de los Radaelli, y luego se dirigió al auto donde había un joven armado. La víctima empezó a forcejear con el sujeto armado y en ese momento recibió los disparos. La balacera que se inició desde el automóvil también alcanzó a Diego Ortega quien había salido a ver lo que sucedía. Los proyectiles dieron en zonas vitales de las víctimas. Rubén de 23 años recibió dos balazos en la zona toráxica, dos en el abdomen y uno en el brazo derecho. En tanto Diego, de 18, si bien cuantitativamente recibió un solo disparo, la lesión que le produjo la bala en su organismo fue fatal. Una vez que los atacantes vieron a las dos víctimas tendidas ascendieron al auto Ford Escort y como no arrancaba descendieron para empujarlo, darle marcha y finalmente escapar. Al parecer los motivos del crimen estaría relacionado con un ajuste de cuentas ya que Rubén Ortega, al momento de ser asesinado se encontraba con pulsera de Monitoreo en Causa por “homicidio” del año 2008. El otro sujeto procesado en la causa por tener en su propiedad de Rojas reducido el automóvil utilizado para el ataque es Juan Carlos Barros, alias Cacho (52), quien obtuvo el beneficio de juicio abreviado. En el ataque además de los Radaelli y Espejo participó un menor que en esa época tenía 14 años, por ese motivo era inimputable.

Comentarios en Facebook

Add a Comment