Soñar, viajar, amar – Hoy: Segunda entrega de Cartagena, ciudad literaria.

Para vos, amante de los viajes, de las travesías, a quien, en uno o en miles de kilómetros, los caminos te conectan con el sentido más profundo del goce de la vida; para que, por los aires, los mares, las rutas terrestres o por medio de imágenes y de palabras, puedas sentir un poco más cerca la belleza diversa que nos regala este mundo, en naturaleza y en cultura, continuamos con La Bitácora de Ada Luna, un espacio donde te presentaré diversos destinos e historias, porque LA VIDA ES UN VIAJE. Te traigo una continuación sobre Cartagena de Indias para abrirte la puerta a su veta literaria. Esta ciudad es un tesoro inagotable.

LA BITÁCORA DE ADA LUNA

Destinos internacionales

Hoy te presento: Cartagena, ciudad literaria

Viajar para vivir y «vivir para contarla», como diría el maestro Gabriel García Márquez, quien comenzó su carrera literaria precisamente en Cartagena, el lugar que eligió para soñar y tejer sus historias y su propio destino. Diría que Colombia es un espacio real y mágico, un sitio literario en sí mismo, un lugar creado dos veces: una, por la existencia; otra, por la escritura y la imaginación de lectores y viajeros.

¿No sería maravilloso andar por esas calles empedradas con algunos libros bajo el
brazo, quizás Del amor y otros demonios y El amor en los tiempos del cólera?
¿Acaso no sería mágico idear y saborear el amor, en sus múltiples formas, 
en las palabras, en medio de un paisaje colonial y con aires con aroma a mar?

En Cartagena, la ciudad que sedujo a Gabo, las historias están a flor de piel: viven en las calles, en la boca de la gente, en la charla con las palenqueras que te invitan fruta fresca, en los dulces de coco que te tientan en el Portal, pasando la Plaza de los Coches… En estos lugares transcurría el arquetipo ficcional del eterno enamorado, que esperó más de medio siglo para estar con el amor de su vida. ¿Cómo no enamorarse de la vida, del deseo y de la pasión en un micromundo así? ¿Cómo no sentirse un viajero del globo y del tiempo al pisar la Plaza de los Mártires, el Parque Bolívar, la antigua redacción de El Universal? ¿Cómo no volverse un integrante de la conspiración de los pasa-libros, que dejan y toman ejemplares usados en la Torre del reloj? ¿Cómo no sentirse dentro de una novela al dejarse llevar por las casas de las ventanas o cómo no tener la impresión de habitar los ojos de García Márquez al admirar el mar Caribe desde el Baluarte de Santa Clara?

Plaza de los Coches y Portal de los Dulces
Torre del Reloj

Animarte a ingresar en el universo de Cartagena de Indias es dar un paseo por libros que toman relieve y que te animarán a superponer recorridos: Podrás realizar una pesquisa y cotejar la ciudad real con la ficticia y descubrir las licencias poéticas de Gabo, porque te recuerdo que la Literatura no nació para copiar la realidad sino para reinventarla. Él, que creía en la ficción como la representación cifrada de una realidad que supera la imaginación, era un verdadero maestro en eso de la resignificación. Estoy convencida de que la Literatura no nació para dar al lector miradas ni verdades sino para animarlo a construir las propias. Así, de la misma manera, te invito yo a armar tus propios caminos, a viajar con absoluta libertad, en las letras y en las rutas. Te va a gustar, porque en el trayecto te vas a desarmar vos, vas a descubrir otras piezas de tu rompecabezas, y te vas a abrir a otros juegos; todo, surcando los mejores paisajes y conociendo de primera mano los tejidos culturales que moran en los distintos rincones del planeta.

Visitar Cartagena de Indias es entrar en un romance con la vida. Allí podrías tener una luna de miel con otro o con vos,  casarte con un sueño, o con quien quieras, o con nada ni con nadie, pero siempre disfrutando el viaje. Lo que puedo asegurarte es que, si vas, te encontrarás con una pasión que no quiero que te pierdas: el amor a la vida bien vivida.

Una de las más famosas frases de amor de Gabriel García Márquez reza: «Te quiero no por quien eres sino por quien soy cuando estoy contigo». Viajando he comprobado que mi yo se va desplegando en toda su complejidad, revelando facetas impensadas. Por eso amo viajar: por el lugar y por quien soy cuando lo piso, cuando lo exploro, cuando me abro a su gente, a su cultura… Y vos, ¿quién sos cuando viajás? No te pierdas la oportunidad de descubrirlo. No hace falta ir demasiado lejos porque tu experiencia, la vivencia, será siempre el mejor destino.

Si querés conocer más sobre Cartagena y otros sitios del Caribe, recordá que en Destino Soñado TV podés encontrar muy buenos contenidos:

https://www.instagram.com/destinosonadotv/

Redacción: Diana Santoro

Prof. de Literatura, de Yoga, comunicadora, productora de contenidos y divulgadora del Arte del Buen Vivir – Viajera incurable.

Contacto:

Facebook: Diana Santoro

https://www.facebook.com/diana.santoro.7

Instagram: @diana_santoro_

https://www.instagram.com/diana_santoro_/?hl=es

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!