NEUQUÉN- Una canción ayudó a destapar un caso de abuso infantil

Una canción infantil que habla sobre “secretos” sirvió como puntapié para que una niña se animara a contar que había sido abusada por un vecino. Al conocerse este caso, otras niñas del barrio  relataron que ellas también habían sufrido abuso en manos del mismo hombre. La justicia tomó cartas en el asunto y el agresor fue condenado. Todo ocurrió en la provincia de Neuquén, y la canción que disparó los relatos se la enseñó un profesor de música a la hermana menor de la niña durante una clase.

En Zapala, Neuquén, un profesor de música mostró a su clase, compuesta por niños de 7 años, la canción “Hay secretos” de la banda Canticuénticos. Esta versa: “Si no alcanzan las palabras/ Para lo que hay que contar/ Inventemos otro idioma/ Siempre te voy a escuchar/Acá estoy/ Quiero ayudarte, sé que decís la verdad/ No se tienen que guardar/ Los secretos que hacen mal”.

Una de las alumnas, reprodujo la canción en su casa junto a su familia al ver que se hablaba de abusos en la televisión. Tras escucharla, una de sus hermanas mayores contó que su vecino, Sandro Calderón, había abusado de ella. Cuando esto se hizo público, varias de las chicas del barrio se animaron  contar experiencias similares en las que habían sido víctimas del mismo hombre entre 2018 y 2019. La jueza de Garantías de Zapala, Carolina González a cargo del caso y responsable de condenar a Calderón-que recibió dos años de prisión por abuso sexual infantil- reconoció la labor docente y la importancia de la Educación Sexual Integral (ESI). “Con un tema y con una charla este profesor de música pudo transmitirles esto que vemos siempre en los abusos: que el gran problema es el secreto que guardan los niños, las niñas, el miedo a contarlo, la vergüenza”, explicó González en diálogo con Tiempo Argentino.


Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!