La reacción del Papa ante la legalización del aborto

En un mensaje elíptico tras la legalización del aborto, el Papa defendió el «don de la vida». 

La reacción del papa Francisco tras la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo fue con un mensaje de soslayo en el que, sin nombrar a la Argentina, hizo una defensa del “don de la vida”. “Todos nacemos porque alguien ha deseado para nosotros la vida”, dijo en su última audiencia del año.

En un mensaje elíptico tras la legalización del aborto, el Papa defendió el "don de la vida".

El mensaje elíptico del obispo de Roma fue durante el cierre de la tradicional catequesis en la Biblioteca del Vaticano. Allí, frente a unos pocos cardenales concurrentes, ratificó la invariable postura de la Iglesia Católica.

“Los cristianos, como todos los creyentes, bendicen a Dios por el don de la vida. Vivir es ante todo haber recibido la vida. Todos nacemos porque alguien ha deseado para nosotros la vida”, dijo en su discurso.

No fue la única alusión que el pontífice argentino le dedicó al tema. Ayer, mientras en el Congreso argentino se debatía el proyecto enviado por el gobierno de Alberto Fernández, el Papa tuiteó unas sugerentes líneas con el clásico lenguaje parabólico de los obispos.

El Hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descartada es un hijo de Dios. Vino al mundo como un niño viene al mundo, débil y frágil, para que podamos acoger nuestras fragilidades con ternura”, dijo el texto de @Pontifex.

Durante la reunión de esta mañana en el Vaticano consideró que el don de la vida “es solo la primera de una larga serie de deudas que contraemos viviendo. Deudas de reconocimiento”.

Su mensaje tiene los tintes retóricos de la histórica postura de la Iglesia Católica en contra del aborto y, a la vez, se hace eco en las palabras que los obispos argentinos le dedicaron al tema en el crítico mensaje navideño de la Conferencia Episcopal (CEA) que cuestionó la “febril obsesión por instaurar el aborto” en el país.

«Esta fiesta (la Navidad) también nos hace pensar en la dignidad de cada vida, nos recuerda cuánto vale un ser humano. El papa Francisco quiso insistirnos en este punto en su última encíclica, de modo que la pandemia no nos deje iguales sino que nos vuelva más apasionados para defender toda vida: la vida de un anciano, de un discapacitado, de un enfermo, de un niño por nacer«.

Luego dijeron: «En estas últimas semanas el panorama se ha ennegrecido: la opción política pasó a ser una incomprensible urgencia, una febril obsesión por instaurar el aborto en Argentina, como si tuviera algo que ver con los padecimientos, los temores y las preocupaciones de la mayor parte de los argentinos», indicó el documento.-Fuente:Pagina12-

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!