Nacionales – Piden 15 años de prisión para penitenciarios acusados de torturar a un preso

11Dos fiscales pidieron que se condene a 15 años de prisión a dos agentes del Servicio Penitenciario Federal en el juicio que se les sigue por presuntas torturas a un detenido en la alcaidía del Palacio de Tribunales porteño.

 

 

 

 

 

El requerimiento lo efectuaron los fiscales Abel Córdoba y Julio César Castro contra Héctor Miguel Aguilar (40) y Jorge Raúl Rolón (38), acusados de golpear e introducir un bastón en el ano de un detenido que pedía ser trasladado a la cárcel bonaerense de Marcos Paz.

Los fiscales afirmaron ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9 (TOC 9), a cargo del debate, que la conducta desplegada por los procesados constituyó «una grave violación a los derechos humanos».

Córdoba, titular de Fiscalía contra la Violencia Institucional (Procuvin), y Castro consideraron que los agentes penitenciarios «jugaron con la resistencia biológica» del detenido y que «si querían, lo mataban».

Cuando ocurrieron los hechos, Aguilar era encargado de la sección requisas de la Unidad 28 del SPF, y Rolón estaba a cargo del turno de la madrugada.

Durante el juicio, los magistrados Luis María García, Ana Dieta de Herrero y Fernando Ramírez realizaron una inspección ocular en la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federel, ubicada unos pisos debajo de la sala donde se está realizando el debate oral y público.

Las lesiones que la víctima sufrió la madrugada del 6 de agosto de 2010, cuando se produjeron los hechos cuya denuncia originó la causa penal, fueron corroborados por tres médicos, uno de ellos del SPF.

«Aguilar y Rolón me desvistieron y me arrojaron al suelo, para luego aplicarme golpes en distintas partes del cuerpo, mientras me introducían un palo de goma en el ano», relató el damnificado cuando declaró al comienzo del debate.

«Yo no estaría aquí si solamente me hubieran golpeado, pero lo otro… se ensañaron conmigo» dijo entre lágrimas el ex detenido.

El hombre dijo que sufrió hematomas en el cuero cabelludo, en el pabellón auricular izquierdo, hematomas en la frente, en un muslo, en rodilla y tobillo izquierdo, como así también un desgarro anal.

La víctima hizo referencia a una supuesta «venganza» de los penitenciarios pues, en otra causa penal, había involucrado a policías en posibles maniobras ilegales.

Cuando empezó el juicio, la Procuvin constató que los dos penitenciarios llegaron al juicio en libertad y seguían prestando funciones en el lugar, por lo que el Ministerio de Justicia ordenó que fueran separados de sus funciones

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!