QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Internacionales-Quiénes son los LeBarón, la familia mormona masacrada en México

Hace décadas que viven en Sonora. Tienen doble nacionalidad americano-mexicana. Y ya habían sido amenazados.

ñ

 

Según las fuentes, al menos nueve miembros de una familia mormona murieron este lunes. Pero el lugar de difícil acceso donde fueron masacrados a tiros, unos, y calcinados. otros, complica aún el número final de víctimas fatales. Algunos medios llegaron a decir que eran 12 en total: todas madres y sus hijos, masacrados en México. Sus padres y esposos, no estaban con ellos, y sobrevivieron.

¿Quiénes son? Se trata de la familia LeBarón, vinculada a una comunidad mormona que se estableció en el norte de México hace décadas.

En la frontera con Arizona, en las sierras entre los estados de Chihuahua y Sonora, viven desde hace décadas esta comunidad de doble nacionalidad americano-mexicana.

Los LeBarón son parte de esta comunidad de mormones acogida por México a finales del siglo XIX tras ser perseguidos en Estados Unidos por su tradiciones, en especial la poligamia.

Con el recrudecimiento de la violencia ligada al narcotráfico, estas comunidades se vieron afectadas y han sido amenazadas.

Las últimas cifras que manejaban el martes las autoridades indicaban que al menos tres mujeres y seis niños fueron asesinados por los miembros de un cártel de las drogas. Seis niños más fueron encontrados con vida, otro fue herido por impacto de bala y uno más está desaparecido.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de México, Alfonso Durazo, dijo que los agresores pudieron haber confundido la camioneta SUV de las víctimas con la de un cártel rival. Por lo menos cinco niños fueron llevados a Phoenix, Arizona, para que recibieran atención médica, agregó.

Los homicidios de los ciudadanos estadounidenses en territorio mexicano rápidamente se convirtieron en un problema internacional.

“Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, emprenda una GUERRA contra los cárteles de la droga y los elimine de la faz de la Tierra”, tuiteó el presidente de Estados Unidos Donald Trump.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, rechazó esa salida el martes por la mañana, al afirmar en una conferencia de prensa: “La guerra es lo peor que puedes hacer”.

“Declaramos la guerra y no funcionó”, dijo en relación a los gobiernos mexicanos que lo precedieron. “Ésa no es una opción”.

La familia atacada vivía en la comunidad La Mora, un asentamiento fundado hace décadas en Sonora como parte de una rama escindida de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La Mora está a unos 110 kilómetros al sur de Douglas, Arizona. Muchos de los miembros de la Iglesia nacieron en México y tienen doble nacionalidad.

El grupo fue atacado mientras viajaba en una caravana de tres camionetas SUV, según contó un familiar que pidió no ser identificado por temor a represalias.

Agregó que él mismo localizó la camioneta quemada, con impactos de bala y los restos de la esposa de su sobrino y sus cuatro hijos: unos gemelos de 6 meses y otros dos menores de 8 y 10 años.

“Los vehículos de la mafia la atacaron a ella y a sus cuatro hijos, luego incendiaron su vehículo, los redujeron a cenizas”, dijo la persona.

Después encontraron muertos a dos mujeres y dos niños más.

Otro familiar, Julián LeBarón, dijo en su página de Facebook que la mujer fallecida en la camioneta quemada era Rhonita María LeBarón.

Jhon LeBarón, otro pariente, publicó en Facebook que su tía y otra mujer habían muerto. También publicó que seis de los hijos de su tíafueron abandonados a pie en la ruta, pero vivos.

No sería la primera vez que miembros de la rama religiosa escindida son atacados en el norte de México.

En 2009, Benjamín LeBarón, un activista en contra de la delincuencia que era familiar de los fallecidos el lunes, fue asesinado en 2009 en el estado vecino de Chihuahua.

Kenny LeBarón habló con The New York Times y no descartó que el número de muertos aumente.

“Cuando uno ve bebés atados en una sillita de auto que se está prendiendo fuego por culpa de una mente retorcida en este mundo, es muy difícil lidiar con eso“, dijo.

Fuente: AP y The New York Times

 

 

Comentarios en Facebook

Add a Comment