QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Locales-Doble crimen, decenas de denuncias, violencia y prohibiciones de acercamiento.

20190328003548_37006726_0_body

Nicandro José Rojas (40) mantuvo una relación sentimental con María Soledad Ortíz (35) y desde hace tres años estaban separados de hecho pero vivían en el mismo terreno y sólo los separaba la puerta de la casa de Sarratea al 1.600. Desde hacía poco más de una semana se había mudado la mujer a la casa del hermano porque sufría continuos hostigamientos por parte del ex que denunció en todas las oportunidades.

A partir del trágico desenlace que les cortó la vida a una mujer de 64 años y su hijo de 37 en la casa del barrio Ameghino se conocieron las múltiples denuncias contra el asesino que anunciaban que todo podía terminar de la peor manera desde hace un año aproximadamente.

Nicandro José Rojas estuvo casado con María Soledad Ortíz durante seis años y durante esa relación tuvieron a los dos hijos de 8 y 5 años de edad; pero desde hace tres que están separados.

La separación nunca ha sido total porque seguían compartiendo la residencia en un terreno de Sarratea al 1.600 y sólo los separaba una puerta de la vivienda y los conflictos se suscitaban periódicamente.

La mujer lo denunció en cada situación de agresión o amenazas que sufrió por parte de su ex marido; quien no ahorró en violencia física y verbal y anunció que iba llegar hasta una acción criminal.

Además de intimidar a la ex esposa; este sujeto le produjo amenazas al actual novio en la puerta de la casa y en el trabajo; la estación de servicios Axion de las avenidas Paraguay y Ameghino donde se desempeñaba como playero Caputa.

El fiscal Villalba requirió los expedientes judiciales que se estaban tramitando la mayoría en la Fiscalía 4 de la fiscal Karina Póllice y que no avanzaron más allá de medidas de prohibición de acercamiento que nunca cumplía Rojas.

En los últimos días los ataques también involucraron al hermano de la ex esposa con quien mantuvo una pelea una semana atrás y como resultado de ese intercambio físico fue hospitalizado.

Un relevamiento recibido por el fiscal Villalba en su despacho del quinto piso del Ministerio Público Fiscal establece que son 22 casos en los que aparece involucrado este sujeto; pero trascendió de fuentes confiables de Tribunales pergaminenses que serían 33 las causas en las que aparece enrededados en situaciones de violencia y amenazas. Mayoritariamente los ataques fueron hacia su ex esposa.

Varias de las causas ya se encuentran en el edificio que funciona como archivo de la Fiscalía General en Echevarría entre Luzuriaga y Alem; otras se habría clausurado la instrucción y las demás estaban en vías de cerrarse.

Desde la Fiscalía no han informado oficialmente que alguna de esas instrucciones haya avanzado para requerir la detención o la substanciación de juicio oral contra el imputado.

Fuente:Semanario el tiempo

Foto portada:La Opinion

Comentarios en Facebook

Add a Comment