Locales-Un remisero fue denunciado por acoso

00000000000000

La madre ha difundido por las redes sociales y a través de la aplicación whatsapp un episodio sufrido por una joven al ser trasladada de regreso a la casa el domingo a la mañana.

Una mujer ha difundido una grave denuncia contra una empresa de remises por encubrir un caso de acoso e intento de abuso sexual de un conductor de un auto de alquiler contra una joven pasajera durante el traslado a la casa.

En las redes sociales y los grupos de whatsapp están compartiendo el relato que ha reconstruído la joven sobre lo sufrido dentro de ese vehículo Fiat Siena rojo.

«Cuando salimos me dice: » Te vas a recorrer la ciudad de punta a punta»,

«Si, queda lejos» le digo,

«Te va a salir caro» me responde.

«No, pero no tengo problema por la plata, eso va y viene» le digo, y queda ahí.

Despues agrega: «Si, tenes razón, la plata va y viene por eso hay que disfrutar, hoy estas, mañana no, la plata no te las llevas a la tumba».

Yo le dije «si, que se yo» , y lo ignoré.

Al rato empieza a contarme una historia de una chica de 18 años que era virgen y que había decidido no tener relaciones sexuales hasta que se case, y agrega:_ «con lo lindo que es chupar c*nchas, a mi me encanta estar con la lengua». Y yo me quede ahí, callada, y quieta porque no sabia qué hacer,  el se daba vuelta y me miraba, así reiteradas veces. Hasta que me pregunta: «¿y a vos cómo te gusta disfrutar?»

Le respondo que no me parecía que era un tema que yo tenga que estar hablándolo con él, a lo que me insiste: «¡Dale! ¿Mirá si te va a molestar contarme, como te gusta disfrutar?», acto seguido saca una mano del volante y me empieza a tocar una de las piernas, yo se la saco y le digo «¿Qué hacés?, y atina a frenar diciéndome «¿Mirá si te vas a poner así», y cuando intento abrir la puerta, pone la traba y le digo «Abrime la puerta porque te rompo el vidrio», y me insistía con que me tranquilice, mientras seguía sin dejarme bajar. Continuó unas cuadras mas y le dije «me bajo acá», le pagué y sin esperar que me de vuelto me fui, y siento que él sale rajando, no llegue a ver la patente, ni el número del móvil»

Cuando los padres de la victima fueron a pedir explicaciones y el nombre del abusador a la remiseria, la encargada les dijo que ellos no tenían control de cuanta gente tenían trabajando, y que por ese motivo no podían hacerse cargo ni dar ningún dato.

La denuncia ya está hecha y la familia espera que la justicia actúe. El abusador es un hombre mayor de sesenta años, calvo arriba y unos pocos pelos con canas a los laterales de la cabeza y de una altura aproximada de 1,75 metros.

Según informacion a la que PERGAMINO VERDAD pudo acceder  la causa habría recaído en la UFI 4.

Con Información de Semanario Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!