Actualidad-Mejores relaciones,cómo lograrlas

 

luisalbertorubialA lo largo de nuestra vida vamos conociendo personas, interactuando con ellas, ya sea por cuestiones personales, laborales o simplemente por encuentros casuales.

No siempre estas relaciones interpersonales resultan como esperábamos; a menudo surgen conflictos que son el detonante para que esa relación termine y plaf! haya desaparecido para siempre, dejándonos mal sabor de boca y un estado de ánimo muy bajo.

Lo primero que solemos hacer es culparnos: tenemos la bizarra costumbre de no valorarnos lo suficiente y comprender que cada persona que llega a tu vida tiene un mensaje que darte. No pensamos en lo que podemos aprender, pensamos en lo que hubiese sido…

Y ahí nos quedamos, con nuestro corazón aplastado y decepcionado; con la desesperanza de la pérdida de tiempo y la pregunta oportuna: ¿Por qué a mí?

La mayoría de las veces interpretamos una situación o nuestra experiencia en particular, cuando la hemos pasado por los filtros neurológicos: cuando omitimos información, generalizamos, distorsionamos y qué decir si nos aferramos a nuestras creencias y valores. Esa interpretación es la que nos produce el estado de ánimo: si creo que me han hecho daño me sentiré terriblemente decepcionada.

Generalmente, nos afectan las palabras y conductas de algunas personas, especialmente cuando revelan rechazo, manifestado indiferencia, desacuerdo, invalidación, amenaza o  culpabilización. ¿A quién no le gusta sentirse querid@? Cuando ese objetivo no se logra se suele caer en la más absoluta tristeza.

Ahora bien, ¿qué pasaría si pudiera protegerme emocionalmente?

Basada en mi propia experiencia y poniendo en práctica todo lo aprendido hasta ahora, he encontrado 6 Maneras de Protegerme de los daños emocionales:

  1. Expectativa:Es la Esperanza de realizar o conseguir algo, la posibilidad razonable de que algo suceda. Ponemos altas expectativas en nuestras relaciones, sin ni siquiera conocer a la otra persona, incluso solemos poner expectativas en nosotros mismos, cuando, posiblemente tampoco nos conocemos lo suficiente.  A veces la realidad supera lo razonable, y cuando no conseguimos lo que hemos deseado llega la decepción y el enfado. Poner altas expectativas en una persona o situación  provoca estrés y te quita energía.

 

  1. Decir que SÍ cuando quiero decir NOseguimos perdiendo energía propia,no puedo quitarle tiempo a mi tiempo para dárselo a alguien que posiblemente sea un vampiro emocional. Si yo no me intereso por mis propios intereses, ¿quién lo hará?

 

  1. Agradar a todo el mundo:A veces nos convertimos en las personas que otros quieren que seamos, inventamos el personaje que los demás quieren y dejamos de ser nosotros mismos. ¡No podemos agradarle a todo el mundo! Comienza a ser quien quieres ser en realidad.

 

  1. Controla las emociones:Solemos utilizarlas como estrategias defensivas al ataque. Puedes intentar cambiarlas: la rabia, la ira, la culpabilidad, transformalas en humildad y a su vez busca qué aprender de la situación.

 

  1. No culpes a nadie de lo que ha pasado:sólo existen responsabilidades, y tal vez sea hora que te hagas responsable de tus actos y que los demás se responsabilicen por los suyos. Toda persona que pasa por tu vida te deja un aprendizaje. Búscalo. De los errores se aprende, trata de no cometer siempre el mismo, eso te dará la pauta que estás creciendo como persona.

 

  1. Aprende a comunicartey a expresar lo que verdaderamente sientes. Cuando callamos dejamos de dar una parte importante de nuestro ser, que tal vez, sea necesario para mejorar nuestra relación.

Como dice Joan Garriga en su prólogo del libro “Comunicación esencial” de Vicens Olivé:

“Se agradece, que en medio de tanto barullo mental que a menudo atormenta nuestro espacio interpersonal, y del mísero rostro de muchos de nuestros conflictos cotidianos, alguien nos recuerde que lo esencial es comunicarse con éxito, lo cual significa relacionarse con éxito. Primero con uno mismo, y después con los demás y con todo lo existente. Porque si lo hacemos bien, con arte, con excelencia, con competencia, con corazón y verdad, de inmediato nuestra vida se vuelve más rica, completa y llena. Seguramente nada nos llena tanto y nos dota con tanto sentido como ser lo que somos a cada momento y saberlo manifestar a los demás”.

Tal vez, sea momento de agradecer a todas las personas, que en su corta o larga estancia en nuestra vida nos han dejado algo que aprender.

Será por eso, que luego de escribir esto, ya me siento mejor…

03-top-ten-1030x579

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!