Locales-Polémicas rejas en el Parque Municipal,¿seguridad o privatización?

Img_ppalSi bien las discusiones siguen latentes por la instalación de las rejas en el Parque Municipal, la determinación del Ejecutivo parece no alterarse ya que se están llevando a cabo las obras que permitirán tener un nuevo cerramiento en este espacio público.

Los planteos presentados por un grupo de vecinos no modificaron el programa de tareas dispuestos por la intendencia a cargo de Héctor Gutiérrez y si en el algún momento se generó un debate con concejales del Frente para la Victoria, las reuniones concretadas con los funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas tuvieron como finalidad que se conozcan detalles sobre los planes que tiene la Municipalidad para desarrollar en este hermoso lugar. 

 

Obras en marcha

Apaleando a lo que en su momento había manifestado el intendente, la finalidad es preservar las mejoras y las inversiones que se hacen permanentemente en este espacio público; asimismo el jefe comunal había subrayado la importancia de lograr un consenso. En la primera etapa se trabaja sobre 800 metros de cerramiento en la zona de Lavalle y 25 de Mayo, quedando abierto el sector de avenida Presidente Perón y el Arroyo.

“El objetivo es seguir invirtiendo para lo cual hay que tener normas de seguridad que nos permitan preservar los recursos que destinamos; sabemos que es una zona muy utilizada por la población ya sea por los vecinos del lugar y la ciudad en general ya que todos los fines de semana que el tiempo lo permite la vera del Arroyo se transforma en un lugar de esparcimiento, con lo cual nuestra obligación en este caso es darle la seguridad necesaria”, señalaron desde la Municipalidad.

 

Intensos trabajos

Varios operarios estaban realizando ayer el trabajo en la zona oeste del Parque Municipal; primeramente se hicieron los pozos en los que se colocan los hierros principales que servirán para sostener las rejas; una vez que se pusieron estos caños, se los rellena con material para lograr rigidez en los mismos teniendo en cuenta que deberán soportar el peso del cerco confeccionado para brindar seguridad al espacio público. Mientras un grupo está abocado a soldar los hierros, otros van poniendo los puntales que se encontrarán listos recién mañana ya que es necesario dejar fraguar el cemento durante varias horas. 

 

Concejo Deliberante 

Durante la última sesión del Concejo Deliberante se trató un pedido de los vecinos de las zonas comprendidas por los barrios Centenario, Cueto y Cámara de Comercio ya que los habitantes del sector consideran innecesario que pongan este cerramiento; los ediles atendieron esta solicitud teniendo en cuenta también que hubo quejas de ediles de la oposición en torno a que el Ejecutivo convocó a reuniones y mientras éstas se hacían, habían comenzado las obras de enrejado.

En dicha sesión, el edil Marcelo Pacífico planteó que más allá de estar o no de acuerdo con las rejas, lo importante era conocer cuál era el plan de obras dentro del Parque, o sea el patrimonio que esas rejas teóricamente iban a proteger. Y fue el concejal Juan Batallánez, que dijo que el Municipio había explicado los alcances de la obra y que el intendente interpretaba que es facultad del Ejecutivo avanzar en este tipo de obras sin necesidad de acuerdo con el Concejo.

Alegó Batallánez que el enrejado en sí mismo no es un fin, porque desde 2011 se lleva invertido más de 1,5 millones de pesos y que por acción del vandalismo se comenzó a analizar la posibilidad de colocar rejas.

Vecinos enojados

Tal como informara semanas atrás los vecinos en la nota entregada a los concejales expresan su negativa al cerco perimetral del Parque “General San Martín”; en algunos párrafos del comunicado señalaron que “rechazan el proyecto porque queda abierta la parte norte y este del lugar, por lo que resulta sin fundamentos esta propuesta municipal ya que en ningún momento se tuvo en cuenta la cuestión relacionada con inundaciones que padecemos los habitantes de este sector ya que cuando caen determinados milímetros de lluvia existen serios inconvenientes”, explicaron a través de la nota. “Las rejas serán una nueva valla al natural escurrimiento que tienen las aguas que bajan de los barrios Centenario, Cueto y Cámara de Comercio con el canal que se está haciendo en las inmediaciones del Club Gimnasia y Esgrima. Asimismo cabe decir que esta agua arrastra objetos y bolsas que se depositarán sobre las rejas y generarán un problema mayor porque no podrán escurrirse fácilmente”, agregó la información.Img_ppal

 

Sin reparos

Cuando algunos esperaban que las tareas se detuvieran hasta tanto no llegar a acordar con la gente del sector, la realidad indica que la Municipalidad continuó con sus planes para tener antes de la temporada de verano su cerramiento terminado con el fin de lograr una serie de mejoras que fueron presupuestadas para el verano próximo. Más allá de esto,se pudo saber que no se retirarán los tejidos olímpicos que se encuentran delimitando la zona de la pista de atletismo y la Dirección de Deportes; a su vez tampoco quitarán el cerco que protege al natatorio más allá que este lugar cuenta con vigilancia privada durante las 24 horas.

 

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!