Locales-«Pedí el procesamiento de Manuel Gutiérrez por particípe y me lo negaron»

cachiEn dialogo con el programa periodístico “Toma Mate”, de FM Pergamino 107.3 (Radio 10), Pablo Caldentey, abogado defensor de Pablo “El Rusito” Díaz, levantó sospechas sobre la presencia del hijo del Diputado Nacional, Héctor María Gutiérrez, y aseguró que si el juez de Garantías, Fernando Ayestarán, está presionado, «debe renunciar».

El letrado fue muy duro al referirse a la causa en torno a las agresiones con arma de fuego incluida, en el Hospital San José de Pergamino, producidas hace 20 días aproximadamente.

“El juez (Ayestarán) se equivoca al mantener detenidos a los imputados por delitos que son excarcelables. Si él está presionado porque esto ha salido en todos los medios nacionales e internacionales, entonces debe renunciar”, comentó Caldentey.

Cabe destacar que el abogado es el defensor de Pablo “El Rusito” Díaz, quien fuera sindicado por el fiscal de la causa, Nelson Mastorchio, como “el prófugo” ya que era el único de los cuatro protagonistas que nunca pudo ser detenido. Su defensor explica que Díaz esta bajo derecho a través de su representación y que la idea de ellos es presentarse ante la justicia siempre y cuando se asegure su libertad mientras se desarrolla el debido proceso.

Después de relatar los hechos, que se ven claramente en las cámaras de seguridad, y de sindicar a Federico Avilés, el menor de los hermanos, como el que portaba el arma de fuego, como el que disparó y también como el que la escondió en el baño de Rayos, el doctor Caldentey aseveró que el hijo del Diputado Gutiérrez no tuvo participación ni en los hechos originados en el bar Liverpool ni en el Hospital durante la madrugada de ese domingo.

Asimismo subrayó que la moto en la que llegan los hermanos Avilés, “con la clara intención de buscar a Díaz y Curini para seguir con la pelea ya con el arma en su poder”, le pertenece al hijo del Diputado, el joven Manuel Gutiérrez. No conforme con eso, el letrado manifestó que en una cámara del 108 en el exterior de la puerta de la Guardia quedó registrado cómo, pasado el mediodía del domingo, transita un Passat blanco que es “corrido” por la madre y el hermano de Gastón Curini, quien permanecía internado producto de los golpes y los disparos de esa misma noche.

“En ese Passat blanco iba Manuel Gutiérrez”, afirmó categóricamente Caldentey, quien continuó: “El auto es el del Diputado. Imagino que tendrá cosas que explicar. La realidad es que 10 minutos después de que pasa Manuel Gutiérrez con el auto llegan nuevamente al nosocomio los hermanos Avilés que iban a sacarse sangre por orden judicial al Hospital”.

“En otra cámara, también se ve la silueta de un reconocido abogado penalista de la ciudad dejando un paquete en un patrullero, un policía saliendo del mismo y al abogado frotarse las manos. Además de que “casualmente” los policías de custodia se van a fumar todos juntos y al mismo tiempo abajo de una planta de espaldas a la Guardia. Yo lo que pido es que no seamos inocentes, porque a mí con 30 años de profesión no me la van a hacer creer”, dijo el abogado.

Sobre el final, Pablo Caldentey esbozó una hipótesis personal: “Yo creo que la idea de todo eso era poder recuperar el arma antes que lo haga la policía o la fiscalía”.

“Producto de todos estos hechos es que yo le pedí al juez de Garantías Ayestarán, el procesamiento de Manuel Gutiérrez por entender que es un particípe secundario, pero él me lo negó”, concluyó el letrado.

Fuente:Diario Pergamino

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!