Locales-Juicio por una mega causa de drogas en Pergamino

n

 

El próximo lunes 24 de octubre en la sala de audiencias de la Cámara de Apelaciones, el Juzgado Federal de Rosario juzgará a siete personas acusadas de integrar, con distintos grados de responsabilidades, una red de distribuidores de estupefacientes.

 

La sala de audiencias de la Cámara de Apelaciones, en los Tribunales locales, será el ámbito donde se ventile una mega causa de venta de estupefacientes, donde hay siete personas involucradas.

El debate oral y público será presidido por el juez Ricardo Moises Vázquez, del  Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Rosario N° 1.

El juicio debería haberse desarrollado en la ciudad santafesina, pero por proximidad de los imptados, ya que todos son de la ciudad y lo mismo los testigos; desde el Tribunal rosarino requirieron autorización para utilizar la sala de audiencias de la Cámara.

De esta manera, el lunes desde las 14:00 en los Tribunales comenzará el debate oral y público de un caso que ha tomado notoriedad pública cuando la oficina de Coordinación de Estupefacientes, el fiscal Guillermo Villalba y la Policía Antinarcótico local han desbaratado una banda dedicada a la venta de estupefacientes, en octubre de 2014.

La magnitud penal del caso hizo que la causa pasara al Juzgado Federal porque excedía la venta de drogas al menudeo que lleva la justicia ordinaria y se siguiera tramitando en Rosario.

Los principales acusados por la investigación inicial eran cinco hombres y dos mujeres; quienes ocuparán el banquillo de los acusados de la sala de audiencias de la Cámara.

En la medianoche del jueves 30 de octubre de 2014 los investigadores judiciales y policiales sorprendieron a los principales sospechosos de la banda, en un domicilio de calle Alem. Ean cinco sujetos con distinto grados de responsabilidad dentro de esta banda integrada por familiares. Entre ellos estaba el líder de la banda.

A estos sujetos les incautaron dinero, teléfonos celulares y en la requisa de la finca secuestraron casi un kilo de cocaína guardada en distintos envoltorios.

La Justicia y la Policía de Investigaciones, junto a efectivos de distintas fuerzas de seguridad realizaron otros allanamientos en distintos domicilios de calle Alberdi; de Mitre al 1.700; en avenida Pellegrini; en Diego de la Fuente; Fernando Bello al 1.600; en Rojas (Virrey Vertiz al 200) y en una quinta de Rancagua; donde tenían residencia distintos integrantes de la causa.

En esos procedimientos incautaron más de quince mil pesos en efectivo; armas de fuego y muchos teléfonos celulares que sirvieron para la investigación.

En el juicio se van a ventilar las responsabilidades de cada uno de los integrantes de esta red de distribuidores de estupefacientes.

El cabecilla controlaba toda la operatoria, donde había personas encargadas de la distribución a los vendedores y responsables de mantener oculta la substancia ilegal mientras encontraba un destinatario.

 

Fuente: ElTiempo

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!