Locales-La complicada situación de la Presidente del Consejo Escolar

IMG-20160729-WA0018-225x300La secretaria y una vocal del Consejo Escolar le pidieron una Sesión Especial a Silvia Torigino, que hace un mes que no se presenta en la sede de Avenida de Mayo y Doctor Alem, para abordar su “inconducta” por la suspensión que le aplicó la Asociación Pergaminense de Basquetbol. En esa convocatoria se pondrá a consideración su destitución o suspensión preventiva en el cargo. La historia de una funcionaria signada por frases desafortunadas y acciones nada decorosas, pero resguardada por el intendente municipal.     

La novela de Silvia Torigino al frente del Consejo Escolar suma un nuevo capítulo. Ahora dos consejeras le solicitaron formalmente una Sesión Especial con motivo de la sanción que recibió de parte del Tribunal de Penas de la Asociación Pergaminense de Basquetbol (APB) tras haber sido expulsada en un partido de categorías juveniles por insultos repetidos a un árbitro.

Celia Segovia y Claudia Torregrosa, secretaria y vocal del Consejo Escolar, respectivamente, le pidieron ayer a Torigino una Sesión Especial para tratar su “inconducta” en el encuentro de basquetbol desarrollado el pasado 14 de mayo, que derivó en una suspensión por un mes en el marco del Artículo Nº 82, Incisos A, B y D del Código de Penas de la Confederación Argentina de Basquetbol.

La petición está comprendida en los términos de la Ley de Educación Nº 13.688, Artículo Nº 172 y apunta a Silvia Torigino “por no cumplir con sus deberes y obligaciones en forma regular y continúa con toda la diligencia y contracción que es necesario para sus funciones” como máxima autoridad del Consejo Escolar del Partido de Pergamino.

Torigino no asiste al Consejo desde hace alrededor de un mes sin comunicar la causa, no presentó su renuncia ni tampoco solicitó ningún tipo de licencia.

La Sesión Especial pedida a Torigino es para tratar su “inconducta” en el encuentro de basquetbol donde fue expulsada y luego suspendida por un mes por el Tribunal de Penas de la APB

La prolongada ausencia de Torigino en el Consejo Escolar sin previo aviso y con una Auditoria del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en el medio, generó que el organismo funcione con cinco miembros: Anabella Raschia, Sonia Seleme y Andrea Medina, Segovia y Torregrosa.

La titular del organismo con sede en los altos de Avenida de Mayo y Doctor Alem -siempre y cuando no presente un pedido de licencia en el transcurso de la semana próxima- cuenta con cinco días hábiles para convocar a la Sesión Especial que le pidieron sus pares y en la cual podrá ser asistida por un abogado, haciendo uso del legítimo ejercicio de la defensa.

Esa sesión, que debería desarrollarse la segunda semana de agosto, tendrá como objeto determinar si corresponde la aplicación del Artículo Nº 172 de la Ley de Educación Nº 13.688 a Silvia Torigino. En ese sentido, la Asesoría General de Gobierno contempla como causal de destitución o posibilidad de suspensión preventiva en el cargo “no cumplir con sus deberes y obligaciones en forma regular y continua con toda la diligencia y contracción que es necesario para sus funciones; no cuidar debidamente los bienes del Estado; no mantener dentro y fuera de las funciones una conducta decorosa y digna. Lo precedente es meramente enunciativo y no taxativo, y no excluye otras conductas que puedan justificar la aplicación de una sanción. En los casos en que la naturaleza y gravedad del hecho que diere inicio al procedimiento sancionatorio, tornare inconveniente la permanencia del Consejero en el Cuerpo, el Consejo fundadamente podrá suspenderlo preventivamente por un lapso no mayor de 90 días”.

La Sesión Especial debería realizarse la segunda semana de agosto y la titular del Consejo podrá ser defendida por un profesional del Derecho de su confianza

Silvia Torigino se empezó a debilitar ruidosamente en su cargo cuando provocó un enérgico rechazo y reclamo de renuncia de distintos sectores de la comunidad y hasta el repudio unánime del Concejo Deliberante luego de asegurar en un acto escolar que los desaparecidos “son gente que no está ni viva ni muerta” y que es “gente que no existe”.

Ver nota relacionada: EL CONCEJO DELIBERANTE APROBÓ UN REPUDIO A LOS DICHOS DE LA FUNCIONARIA DEL PRO SILVIA TORIGINO

Después llegó el turno de su expulsión como espectadora durante un partido de basquetbol de la categoría U 17, en cancha de Sports, entre el local y Sportivo Rojas, donde fue sancionada por un mes por insultos reiterados al árbitro Mauro Ciaccia.

 

Ambos sucesos se complementan con la llamativa queja que le realizó al ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Federico Salvai, en un plenario de la segunda sección electoral de Cambiemos, a quien el reclamo que los fondos girados por la Provincia para los comedores escolares eran“insuficientes” ya que “se envía la mitad del dinero que se necesita” porque “comen en Pergamino el doble de la cantidad de niños”. Está claro y fuera de toda discusión que la denuncia de la presidente del Consejo Escolar fue justa y legítima, el asunto es que debió haberla formalizado de una manera diferente y por otro conducto, pero nunca en un acto seccional del espacio político.

Silvia Torigino siempre contó con el respaldo del intendente municipal, Javier Martínez, quien nunca quiso que presentará su renuncia. Muchos señalan que el motivo central es no demostrar debilidad política, pero otros sostienen que es porque Martínez entiende que Torigino no fue protagonista de hechos culminantes que merecieran su alejamiento de la función. ¿Faltar durante un mes al Consejo Escolar y esperar la destitución en la Sesión Especial será una estrategia del intendente buscando una vía de escape sin resignar su postura de “no renunciar”?    

Fuente:Primera Plana

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!