Redes sociales y pedofilia: aumentan las fotos de niños en la red

 

Un sencillo click, compartir una imagen y comienza una pesadilla. Lo que podría parecer una inocente foto sacada en la playa a vuestro hijo, sin embargo, para muchos podría representar un verdadero objeto erótico.

Dan la voz de alarma tras la publicación de un estudio de investigación inglés.

Suena la alarma de pedopornografía cada vez más, pero la generación 2.0 parece no preocuparse mucho en sus usos y costumbres.

La investigación. Según un estudio dirigido por un grupo de investigadores parece que más del 60% de los nuevos padres británicos publica fotografías de sus hijos neonatos en Facebook cuando estos tienen menos de una hora de vida. Verdadera delicia para los pedófilos y los maníacos obsesionados con la búsqueda constante en la web de fotografías en las que se retrata a menores.

“No hay nada de malo en compartir el rostro sonriente de un niño –comenta a LiveSicilia Catania, don Fortunato di Noto, fundador de Meter, asociación que desde hace años lucha contra la pedofilia- el problema se desencadena cuando las imágenes que se difunden son de desnudos o en las que vuestros hijos, recién nacidos y más mayores, realizan determinadas posturas.

El pedófilo busca esto constantemente, una vez ha llegado a la fotografía del niño, en él crecerá el deseo sexual de poseerlo”.

La pantalla táctil. Todos los dispositivos tecnológicos hoy en día están dotados de este tipo de pantalla ¿pero que vínculo tiene esto con la pornografía? “No solo la vista , también el tacto hace que más que nunca aumente el placer, prosigue don Fortunato.

Las fotografías además de ser vistas, contempladas, se puede usar el zoom con ellas, aumentando con los dedos determinadas zonas íntimas, esto hace que el pedófilo satisfaga más su obsesión”.

No sólo recién nacidos. Los números: según los datos proporcionados por Facebook Italia, en 2012 eran 300.000 los menores de 13 años inscritos en la conocida red social, una cifra destinada a aumentar.

El 99% de los jóvenes, de los 13 a los 17 años tiene su propia cuenta. Como explica el dirigente de la Policía Postal de la Sicilia oriental, Marcello La Bella, es necesario prestar mayor atención a las redes sociales, no todos saben que en Facebook hay estar atento en el momento de la inscripción a algunos derechos concedidos por el usuario a la sociedad y a terceros”. Es una distracción que podría salir cara.

Según los datos de la Policía Postal hay un claro aumento de los casos vinculados a un uso ilegal de la propia imagen, así como los ligados al llamado “robo de identidad”.

“Nos llegan decenas de casos a la oficina –prosigue La Bella- una imagen que circula on-line puede ser adquirida y usada por terceros, sin que haya una autorización previa del legítimo titular, que en el caso de los menores son los propios padres. Esto constituye un abuso, una violación penal contemplada por la ley de protección del menor (también llamada ley de la privacidad)”.

¿Cómo comportarse? “Si alguien descarga o comparte nuestras fotos se puede denunciar, concluye el dirigente de la Policía Postal. Un camino largo y complicado, muchas veces incapaz de eliminar toda mancha de violencia sufrida por el menor víctima a veces de la obsesión del pedófilo, pero también de la desatención de los padres.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!