Pergamino – ¿Quién es el menor de edad que atacó a piedrazos a otro adolescente y está acusado de agredir a “Ramoncito” Ferreyra?

Redacción: Agustín Lima

El martes por la tarde en calle Matheu y las vías, dos malvivientes interceptaron a dos adolescentes en la vía pública. Con intenciones de robo, los sujetos apedrearon y atacaron a golpes de puño a una de las víctimas, la cual cayó al suelo como consecuencia de los ataques.  

Con lesiones considerables en su cabeza y gravemente herida, la víctima fue asistida por su amigo junto a vecinos de la zona que llamaron al 911. Luego de ser trasladado al Hospital San José por una ambulancia del SAME, el adolescente de 16 años fue intervenido quirúrgicamente.    

En las horas posteriores al ataque, personal policial de la Jefatura Departamental procedió a la detención de dos menores de edad, de 12 y 16 años acusados de la salvaje y cobarde golpiza. Según relató la otra víctima del intento de robo, dichos sujetos buscaban robarle la gorra.   

La víctima del ataque sufrió la pérdida de dos piezas dentales, fractura de su tabique nasal, coágulos en su cabeza y demás lesiones en el rostro por consecuencia de la falta de justicia e inimputabilidad que tienen los menores de edad en este país. 

Ya con el pasar de los días se dieron a conocer los graves y violentos antecedentes penales que acumula el agresor menor de edad. Con tan solo 16 años, el joven dejó al borde de la muerte al malabarista de 41 años “Ramoncito” Ferreyra, luego de atacarlo a patadas, golpes de puño y piedrazos mientras se encontraba inconsciente en el suelo en el semáforo de Vélez Sarsfield y España. 

A pesar de haber sido enviado a un centro de contención de menores de alta seguridad y comenzar un tratamiento por su adicción y problemas de salud mental debido a su deserción escolar y contexto familiar no favorable, el menor dos años más tarde volvió a delinquir: la semana anterior antes de ser detenido por última vez intentó asaltar con un arma blanca a un alumno en el playón de la Biblioteca Municipal “Dr. Joaquín Menéndez”. Al ver la situación, el adolescente rápidamente logró refugiarse en la escuela Normal y posiblemente evitar ser una nueva víctima en manos de este violento adolescente. 

En todo este contexto, y antes de ser por última vez detenido, el fiscal Horacio Oldani reconoció haber hecho todo lo posible para justificar como peligrosa la libertad del menor que hasta el día de hoy acumula más de 15 causas en su contra. Cabe destacar que el juez de la causa hizo caso omiso a los pedidos tanto del funcionario judicial como de la progenitora, ya que “consideraron la libertad un gran riesgo para la familia como para terceros”.  

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!